Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El kit básico de Lightify consta de una lámpara inteligente y un gateway. Una vez adquirido el kit, necesitamos una conexión inalámbrica a Internet y la aplicación OSRAM Lightify que se descarga gratuitamente en los dispositivos móviles desde donde se controlará la iluminación. A partir de aquí, los interruptores pasan a ser cosa de los 90 y entramos en una nueva dimensión de la iluminación.

Con Lightify se pueden elegir varios tonos de blancos y 16 millones de colores. Esto significa que con un simple clic, la luz de una estancia puede cambiar modificándose el ambiente y las sensaciones en función del gusto individual o de la actividad que se vaya a realizar: personalizar la casa conforme a estados deánimo y emplear la luz para relajarse o trabajar, controlándolo todo desde el smartphone o la tablet.

Con posibilidades tan interesantes como la función Color Picker, que permite reproducir un color que previamente se ha fotografiado con el móvil. Se puede seleccionar una foto delálbum personal o inmortalizar un escenario con nuestro smartphone o tablet. A continuación, utilizando el Color Picker se selecciona un color y las lámparas Lightify que se elijan emitirán exactamente el mismo color.

Por otra parte, si activa la función «simulación de presencia» antes de salir de casa, la iluminación de las habitaciones hará creer al observador que la casa está ocupada. Esto puede hacerse también estando de viaje y desde cualquier lugar del mundo. Además, el sistema de control de luz inalámbrico Lightify puede ampliarse en todo momento.
Puede integrar hasta 50 productos LED diferentes dentro de un solo sistema Lightify, y configurar y controlar todas las lámparas y luminarias LED conectadas desde una sola aplicación.