Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

ROCKWOOL, fabricante de lana de roca y proveedor de sistemas, ha sido el elegido para aislar una vivienda unifamiliar de más 300 m² en Alcover, Tarragona. Para la construcción se han utilizado más de 200 m² del Sistema de Aislamiento Térmico por el exterior REDArt, así como unos 370 m² de aislante para el interior. Según el arquitecto del proyecto, Jordi Martí Balcells, la utilización de estos productos permite superar los problemas que tenía el solar para corresponder a “ las exigencias de salubridad, confort térmico y acústico que pedía el promotor” .

¿Por qué utilizar lana de roca?

“ Durante los estudios previos al proyecto se planteó la utilización de un sistema SATE como acabado de la fachada y siempre se había pensado en utilizar lana de roca como aislamiento porque su nivel de transpirabilidad es más alto que el de otros aislantes ” comenta Jordi Martí.

Los sistemas ROCKWOOL permiten superar los obstáculos del terreno

La máxima dificultad del proyecto residía en responder a las exigencias de salubridad y confort térmico y acústico del cliente. Jordi Martí explica que “ el solar está situado justo al lado de una carretera con un tránsito considerable y la fachada está orientada totalmente al norte ”.

Para resolver los problemas del terreno y responder a las exigencias del promotor, se utilizó el sistema REDArt de ROCKWOOL. Para el arquitecto, “ un Sistema de Aislamiento Térmico Exterior bien ejecutado permite disminuir mucho el problema de las transmisiones térmicas y acústicas. También son de mucha ayuda para reducir las posibles dilataciones térmicas que se producen en la obra”. En este aspecto, el arquitecto destaca las “ propiedades favorables” de la lana de roca ; un material natural, muy abundante en el planeta y que ofrece una gran durabilidad, resistencia y protección contra el fuego.

Hacia los objetivos “20-20-20”

La vivienda de Alcover es un edificio energéticamente sostenible gracias a su aislamiento con productos ROCKWOOL. Es un edificio que puede hacer cumplir los los objetivos “20-20-20”, que pretenden que en el año 2020 haya un 20% de energías renovables, un 20% de disminución de emisiones de dióxido de carbono y una reducción de la demanda energética del 20%.

Aun así, Jordi Martí no ve claro que España logre tales objetivos. Según el arquitecto “ se tendrían que premiar e incentivar iniciativas como esta para intentar conseguirlo” .