Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La nueva gama de detectores de movimiento de Legrand ofrece tres variedades de detectores, todos ellos de montaje rápido y extremadamente fácil: para instalación empotrada en falso techo (conángulo de detección de 360º); para instalación en pared (conángulo de detección de 140º); y para instalaciones en pared y techo (conángulo de detección de 360º e ideada específicamente para espacios de exterior: porches, jardines, caminos, etc.

Todos ellos cuentan con avanzados sistemas de detección y ajustes muy precisos -tecnología de infrarrojos pasivos (PIR)- y su sistema de encendido y apagado es totalmente automático, así el usuario o el responsable de mantenimiento del edificio pueden olvidarse de ellos y limitarse a observar el ahorro económico y energético que proporciona este tipo de sistemas.

Su configuración es muy completa: todos ellos disponen de ajustes manuales del nivel de luz y retardo mediante reguladores integrados. Trabajan en un umbral de luminosidad de 10 a 1275 luxes y su temporización de encendido es ampliamente regulable; desde 10 segundos hasta 10 minutos.

Los nuevos detectores de movimiento de Legrand son compatibles con todo tipo de luminarias (incandescente, halógena, fluorescente y CFL o LED) y todos ellos cuentan con diferentes grados de protección IP ante el polvo y el agua (IP41, IP42 para los de interior e IP55 para el exterior).

Más información en la web: www.legrand.es