Escrito por Comunicados, Destacado

Nuevos estudios de la sanidad militar italiana avalan el uso de una pintura contra el covid-19

Compartir

La investigación realizada con el Laboratorio BLS3 de la Inspección General de Sanidad Militar en Italia ha demostrado que la aplicación de la ecopintura Airlite sobre las superficies permite neutralizar el virus del SARS-CoV2 en solo 15 minutos, dejándolas higienizadas de manera permanente. Airlite mantiene la capacidad anti-COVID en la purificación del aire.

Anteriormente, se habían realizado pruebas con otras cepas virales, como el Coronavirus Humano (NL63), los virus de la familia H1N1 y los virus de la familia Enterovirus EN71. En respuesta a la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, en alianza con la Sanidad Militar y la Universidad La Sapienza de Roma, Airlite ha seguido investigando su eficacia para eliminar los virus.

Al acto de presentación del estudio en Roma acudieron el general Nicola Sebastiani, director general de Sanidad Militar del Estado Mayor de la Defensa; el general Florigio Lista, director científico de la Sanidad Militar; y Anna Teresa Palamara, directora del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Instituto Superior de Sanidad. “Ya se habían probado positivamente las capacidades antivirales del producto en otra cepa de virus. Airlite es una herramienta extraordinaria para la prevención sanitaria”, declaró Palamara. Sebastiani y Lista coincidieron con la doctora en que el uso de Airlite “sobre todo en entornos cerrados, permite una purificación continua del aire, indispensable en lugares como oficinas, colegios, residencias, restaurantes, tiendas y hoteles”.

Las investigaciones indican que el COVID-19 se propaga especialmente a través de los aerosoles, pequeñas partículas que se expulsan al toser, estornudar, hablar, cantar o resoplar, que se quedan suspendidas en el aire y son la vía más importante de contagio. Por eso la calidad del aire en las ciudades e interior de edificios se ha convertido en una de las máximas preocupaciones de la ciencia.

También preocupa el impacto en la salud, sobre todo en niños y adolescentes, todavía en proceso de desarrollo, y en los que la mala calidad del aire provoca patologías en el corto y medio plazo: problemas respiratorios, alergias, dificultad de concentración y bajo rendimiento, ansiedad, infertilidad, cáncer… “Patentada en más de 50 países y con 19 certificaciones internacionales, Airlite es una tecnología incorporada a una pintura mineral de forma totalmente natural, sin utilizar productos químicos ni biocidas”, explica Massimo Bernardoni, cofundador de Airlite. “Gracias a la energía de la luz y a la presencia de humedad en el aire, crea una barrera oxidante que descompone las sustancias orgánicas nocivas, transformándolas en sustancias inocuas”, señala.

Además de sus propiedades antibacterianas y antivirales, Airlite también combina la capacidad de reducir los contaminantes tóxicos del aire, como los óxidos de nitrógeno (NOx) y los peligrosos compuestos orgánicos volátiles (COV), incluido el formaldehído. Características tan novedosas que en 2019 las Naciones Unidas nombraron oficialmente a Airlite como una de las cuatro innovaciones a la vanguardia de la lucha contra la contaminación del aire en el planeta.

“Lo importante es que la forma en que Airlite actúa contra los virus es invariable al tipo de virus -concluye Bernardoni-, por lo que esto indica que es probable que la pintura tenga una fuerte capacidad antiviral contra otras cepas de virus”.


Compartir
Close