Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Noken Porcelanosa Bathrooms amplía su catálogo de platos de ducha con dos colecciones de estética vanguardista y amplias propiedades. Nuevas series de estética vanguardista y múltiples propiedades que garantizan seguridad en la ducha y convierten la experiencia de ducha en un placer para el día a día.

Light Stone Series: más ligeros. Múltiples propiedades

La serie de platos de ducha Light Stone Series se caracteriza por su ligereza, lo que facilita que sea un plato fácilmente transportable e instalable.

Disponible en tres acabados: blanco, negro y gris, para satisfacer a diferentes tipos de baño; estos platos gozan de propiedades como la resistencia térmica y química, reparabilidad, alta dureza y fácil limpieza y mantenimiento. Light Stone también es una colección de platos altamente antideslizante, garantizando la seguridad del usuario en la ducha, y su superficie es suave al tacto, creando una agradable sensación al entrar en contacto con la piel.

Dentro de esta serie, Noken Porcelanosa Bathrooms lanza el plato de ducha ZEN. Minimal, extraplano, ligero y con desagüe oculto en negro.

Mineral Stone Series: plato de ducha con corte a medida

La revolución en platos de ducha con diseños elegantes, alta ligereza y espesor reducido. Su principal particularidad es que permiten corte a medida, permitiendo adaptar el diseño a cada tipo de baño. En cuanto a su acabado, es un exquisito acabado pizarra también en gris, blanco y negro.

Como en el caso de Light Stone Series, la serie Mineral Stone es antideslizante, agradable al tacto y ofrece propiedades antibacterianas, de alta dureza, durabilidad y fácil mantenimiento y limpieza.

El modelo Slate, perteneciente a esta serie, destaca por su diseño efecto pizarra en acabados gris, blanco y negro.

Las ventajas del plato de ducha

Muchas son las ventajas que llevan a muchos usuarios a escoger una ducha para su baño: el dinamismo en la higiene, la total libertad de movimiento, o disponer de un baño pequeño o de reducidas dimensiones. La ducha permite un uso libre y mucho más óptimo del espacio, así como, generalmente, menor gasto de agua. El gasto medio de agua en un baño es de 250 litros. Con una ducha de 5 minutos puede reducirse a 30 litros (-88%).

Lo importante es tener presentes la amplitud de la ducha, siempre que sea posible; y el fácil mantenimiento y la seguridad, evitando así deslizamientos innecesarios.