Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La nueva guía de OBO Bettermann muestra la mejor manera de proteger los sistemas de iluminación contra rayos y sobretensiones y alerta sobre los riesgos que existen en función de la ubicación de la instalación.

Las luminarias LED se utilizan cada vez más debido a su intensidad y su eficiencia energética. Los mayores gastos de inversión se compensan gracias a su longevidad. Como regla general, los costes de reemplazo son muchas veces más altos que los propios componentes electrónicos. Esto hace que sea aún más importante que la luminaria LED no esté dañada prematuramente. Aquí es donde los sistemas de OBO entran en acción.

La guía LED explica claramente qué medidas de protección deben aplicarse para cada situación, ya sea en la cabeza de la farola, en la caja de conexiones del poste, o en el cuadro de control del sistema. La guía muestra las medidas de protección efectivas, por ejemplo, utilizando la protección combinada tipo 1+2 V50 y el dispositivo de protección tipo 2 USM-LED 230.

La protección adecuada contra rayos y sobretensiones para la iluminación interior en industria y recintos deportivos también se describe en la guía. Además se explican los tipos de instalación necesarios para un sistema de protección externa, así como la protección contra sobretensiones para todo el sistema, cuadros eléctricos y luminarias individuales.

La guía de LED de OBO ofrece una visión práctica sobre la los dispositivos de protección que se deben colocar delante de los controladores electrónicos de LED, que crean una barrera segura contra los picos de tensión. Así es como se garantiza la longevidad de las luminarias LED y, al mismo tiempo, se protege la inversión.

La guía está ya disponible en formato electrónico en www.obo.es