Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El proyecto, las nuevas oficinas de la Diputación Provincial de Zamora, obra de María Antonia Fernández Nieto y Pilar Peña Tarancón, del estudio G+F Arquitectos, se convierte en la cuarta fachada de la plaza de Viriato, rematando así el conjunto arquitectónico que forman el Hospital de la Encarnación, por el lado norte, y el Teatro Ramos Carrión y el Palacio de los Condes de Alba y Aliste, por el sur. En su ejecución se ha utilizado Arenisca de Zamora, Granito Rubio Silvestre y Caliza Campaspero, piedras que aportan monumentalidad a un edificio de concepción práctica y factura moderna. Diputación de Zamora en promateriales.com

El nuevo edificio de oficinas se organiza entorno a un patio que le permite: duplicar el número de estancias con orientación nortesur y reducir considerablemente los espacios ciegos, obtener vistas diagonales de la plaza y su entorno que pasan a ser partícipes de su vida interior, de sus recorridos y de su descanso y generan una imagen muraría de acuerdo al resto de los edificios sin desatender las necesidades de iluminación requeridas por las oficinas. El revestimiento exterior, tanto de fachada como de patio, se resuelve con piedra Arenisca de Zamora igual a la de los edificios históricos que la rodean. Esta piedra se utiliza para crear una fachada trasventilada que, lejos de esconder su sistema constructivo, muestra su carácter a través de los rastreles de acero que la sustentan.

Ver reportaje completo >>>>