Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Castillo de Monterrei es una fortaleza- palacio enclavada sobre un promontorio en la ribera del río Támega, dominando visualmente el valle de la villa de Verín. A pesar de su vocación militar, dada su situación estratégica, próxima a Portugal, en su interior se han sucedido funciones muy diversas. El conjunto está constituído por cuatro edificios, Pazo dos Condes con la Torre das Damas, Torre da Homenaxe, Casa Reitoral, Igrexa de Sta. María da Gracia y el Patio de Armas, que funciona como elemento distribuidor y los sucesivos ordenes de murallas.

Así pues, el edificio que cuenta con una mayor superficie es el Pazo dos Condes, donde se encuentra la Torre de Damas, considerada por algunos estudiosos la primera Torre del homenaje y, además, junto con su jardín, la parte donde se conservan los restos más antiguos del conjunto. La Torre de Damas es un volumen prismático de cantería de gran calidad que se eleva desde el Pazo dos Condes. Se encuentra distribuida en tres niveles, partiendo de la planta baja del Pazo y tiene salida al exterior en la cubierta.

La Casa Reitoral era la casa ocupada por el clero dentro de la fortaleza. Se trata de una construcción de vivienda tradicional, con dos patios exteriores anexos. La edificación consta de planta baja y primera. La planta baja está compuesta por una sucesión de tres espacios a diferentes niveles, uno de ellos con acceso únicamente desde uno de los patios. En la primera planta, a la que se llega por la escalera interior o por la exterior, en el patio Norte, se encuentra la antigua cocina y una secuencia de cinco cuartos, todos ellos con ventana al exterior. Desde esta planta se sube a la solaina, un mirador con magníficas vistas del entorno. En este sentido, la propuesta arquitectónica que plantea el estudio Ezcurra e Ouzande Arquitectura para la Fortaleza de Monterrei aúna la necesidad de adaptar el conjunto BIC al uso hotelero con el objetivo de la puesta en valor del conjunto arquitectónico, de tal manera que estas obras no supongan menoscabo para el bien.

Por ello, todas las soluciones planteadas respetan el conjunto tal y como se encuentra, desde las intervenciones más antiguas hasta las más recientes; el proyecto que realiza el estudio continúa su historia de manera que todo lo que se construye sea reversible, ligero, delicado; asimismo cuando se superpone se puede adivinar la solución original, diferenciándose claramente de la intervención posterior.

Se procuró el uso de materiales reciclables, sostenibles en su producción, vida útil y eliminación, cuando esto sea necesario. La intervención desarrolla la implantación de los nuevos usos en la arquitectura existente considerando funcionalidad, cumplimiento de las exigencias normativas, mejora de la accesibilidad, necesidades de los sistemas de instalaciones y acondicionamiento y ornato de los espacios exteriores.

Ver reportaje completo >>>>.