Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Alo largo de todo el desarrollo de Valdebebas, se ha producido la integración de cinco millones de metros cuadrados de zonas verdes, apoyando, de esta manera, la creación de un nuevo tipo de ciudad, donde el aspecto ecológico y social se han tomado como punto de partida para la consecución de una mejor calidad de vida.

Así pues, se han llevado a cabo una serie de jardines urbanos, bulevares ajardinados, parques urbanos y grandes espacios naturales que van a servir de zonas de respiro ambiental, con espacios de relación para los usuarios, así como de recreo y de convivencia social.

El nuevo Parque Felipe VI, surgió fruto de la cesión del suelo por parte de los propietarios de Valdebebas, donde se encontraban eriales, antiguas zonas de cultivo y grandes vertederos y escombreras en el distrito de Hortaleza, dentro del desarrollo urbanístico Ciudad Aeroportuaria-Parque de Valdebebas. Ocupa cerca de 470 hectáreas y será gestionado por el Ayuntamiento de Madrid que, además, se ocupa de su diseño y mantenimiento.

El nuevo parque linda al Norte con el Arroyo Valdebebas, que da nombre a su entorno, y con la R-2, mientras al Este cuenta con la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez- Madrid-Barajas y la M-12, al Sur con el barrio de Las Cárcavas y la M-11 y, por último, al oeste con la M-40, que lo separa del barrio de Sanchinarro.

El parque se ha definido como la silueta de un granárbol, que se puede divisar desde las alturas, cuyo tronco discurre entre amplios paseos.

En el proyecto se planteó la recreación de un bosque, por lo que, para ello, en las zonas forestales, se han realizado plantaciones deárboles y arbustos de diferentes tamaños. Así pues, en él se reproducirán diez tipos de bosques representativos, en el que se insertan más de 206.000árboles y 183.000 arbustos, incluyendo un entorno fluvial. Es accesible a todo tipo de público y cuenta con una clara finalidad didáctica. En las zonas próximas a los núcleos urbanos se han diseñado parques lineales, cómodos y dotados con el equipamiento necesario para la práctica de deportes o el paseo.

Por otro lado, y en lo referente a la fauna, el parque se ha convertido en un refugio de fauna silvestre, creándose las condiciones adecuadas para su desarrollo y procreación, especialmente de aves y rapaces, pero también liebres, conejos, topos, zorros y de multitud de reptiles y anfibios.

El parque se ha concebido para ser ecosostenible, por lo que está conectado a la red de agua regenerada de Madrid, poseyendo tres embalses de 88.000 metros cúbicos de agua regenerada que darán servicio al sistema de riego y al circuito de agua.

Además, elámbito cuenta con cinco kilómetros de carril bici, numerosos caminos peatonales y nueve aparcamientos, que se encuentran situados en las zonas exteriores del parque, con una capacidad para 20 autobuses y 2.500 coches.

Aparte de la geometría simbólica y funcional del parque que le otorga la forma de unárbol, el diseño se ha desarrollado para ser representativo de los paisajes vegetales naturales del interior de la Península Ibérica. En este sentido, el parque estará integrado por distintas tipologías de bosque, definidas según el Ayuntamiento de Madrid de la siguiente manera:
La fachada urbana de Cárcavas: El denominado Bosque en la Ciudad, este nombre se debe a la proximidad existente con lasáreas residenciales exteriores. Se ha planteado como un entorno adecuado para el paseo y esparcimiento de los vecinos de esta zona.

Ver reportaje completo >>>>.