Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Este es uno de los datos que Persax Grupo ha presentado en la Convención Anual de la compañía, celebrada durante los días 7 y 8 de enero, para todo su equipo directivo y comercial, tanto de la sede central y sus delegaciones.

Por segundo año, los resultados que se desprenden de esta cita anual vuelven a ser positivos para la empresa, tanto en el análisis de los resultados obtenidos en el mercado nacional en el ejercicio 2015, como la previsión de futuro; datos que hacen mirar con optimismo a uno de los sectores más dañados por la crisis. Las ventas nacionales han pasado concretamente de un 58,7% del total de ventas nacionales en 2014 a un 60,3% en 2015, y las perspectivas económicas para 2016 van en la misma dirección, ya que los objetivos previstos mantienen el ritmo del crecimiento en ventas.

Tal y como afirma Lorenzo Herrero, director adjunto de Persax Grupo, en esta tendencia al crecimiento “creemos que ha sido clave el hecho de conocer el mercado y sus necesidades. El hecho de dar haber sabido dar respuesta de manera eficaz a esas necesidades con nuestros productos ha sido fundamental”.

Por su lado, la previsión para 2016 sigue desprendiendo resultados optimistas debido a los acuerdos y proyectos que Persax Grupo tiene previsto ejecutar durante este ejercicio. “Tenemos previstos diferentes e importantes proyectos y lanzamientos que se adaptan perfectamente a las nuevas demandas de la sociedad, lo que nos posiciona en una situación esperanzadora respecto al futuro, con buenas perspectivas para 2016”, explica el director adjunto de Persax Grupo.

Esta mejora de las expectativas económicas ha derivado en una fuerte inversión de Persax Grupo en restructuración, modernización e innovación, concretamente en un nuevo equipamiento de última generación en máquinas de extrusión de PVC, así como en nuevos elementos de transporte propio y un nuevo lay-out de planta para optimizar procesos de producción. Además de un refuerzo de los departamentos de I+D y comercial, y las fuertes inversiones previstas en producción.

Atendiendo al mercado nacional, el relativo buen momento de la economía española se apoya en otros datos que influyen en la demanda potencial de vivienda. La Seguridad Social terminó 2015 con 533.186 afiliados más. El interés de las hipotecas nunca ha estado tan bajo. De media es del 2,5% según el Banco de España, con un Euribor en 0,059%. La mejora del empleo y el descenso acumulado en precios de vivienda ha hecho que el indicador de accesibilidad a la vivienda haya mejorado. Y, sobre todo, lo que ha cambiado es la disposición de los bancos a conceder préstamos, en el entorno actual de facilidades dadas por el Banco Central Europeo, que debería continuar en 2016.

Datos que desde Persax Grupo esperan que “ repercutan en el sector de la construcción residencial y profesional, así como en el mercado de la rehabilitación, y por tanto en la ampliación de un mercado donde podemos intervenir de manera directa ”, afirma el director adjunto de Persax Grupo.

A nivel internacional la caída de los precios del crudo puede agravar la situación de países productores cuya economía tenga especial dependencia a los ingresos derivados de la exportación de petroleo. Por otra parte y como suele ser habitual, estas disminuciones de precio no se están trasladando con la misma intensidad al precio de los derivados del petroleo que constituye una parte importante de nuestras materias primas.

Otro factor importante es la debilidad de algunas monedas frente al euro, lo cual encarecerá los precios finales de venta en esos países, algo que intentaremos compensar con los menores precios de las materia primas mientras dure ese escenario.»

Persax Grupo tiene previsto conseguir un incremento en las ventas a pesar del escenario.