Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Persax Grupo, empresa fabricante de elementos de protección solar desde el 1976, ofrece algunos trucos con los que conseguir optimizar el ahorro energético, protegiendo las estancias tanto interiores como exteriores del calor, para poder disfrutar del verano.

Tejidos que alargan la vida útil del producto y no necesitan limpieza

Las Lonas Sunvas de Persax Grupo son la mejor opción para disfrutar de las estancias exteriores en verano, sin necesidad de grandes esfuerzos por el mantenimiento, y con la tranquilidad de tener un producto de gran durabilidad. Estas lonas combinan lo mejor de las fibras sintéticas con el tacto del acrílico; pero lo que las diferencia es la tecnología Nanoclean, basada en unas moléculas nano que se adhieren a la superficie del tejido y que impiden que la suciedad penetre, así podemos eliminar el polvo acumulado simplemente aplicando agua limpia sobre la superficie, o con el propio agua de lluvia, sin necesidad de usar ningún tipo de detergente o jabón. Su facilidad de limpieza hace que apenas necesiten mantenimiento y por tanto, que se alargue de una manera muy considerable la vida útil del producto.

Lonas con factor de protección solar

En cuanto a la protección solar que ofrecen los tejidos, Persax Grupo aporta al mercado un valor añadido, con las lonas Sunvas, gracias a sus avanzadas características tecnológicas. Cuentan con innovadores bloqueadores de los rayos ultravioletas que evitan el desgaste del material, la pérdida de color del tejido y ofrecen un excelente factor de protección solar (FPS), muy superior al 50, garantizando así la mejor protección frente al sol. El FPS, en el caso de los tejidos, indica el tiempo adicional que se puede pasar al sol, bajo su protección. Como mínimo el 95% de los dañinos rayos UVA y UVB son absorbidos, incluso en las lonas muy claras. Todos los tejidos Sunvas cuentan con este factor máximo de protección solar, independientemente del color de la lona.

El color de lonas

En general, los tonos oscuros como el negro, dejan pasar sólo aprox. un 4% de la radiación, y los claros como el blanco, un 21%, con un toldo marrón de lona acrílica o de fibra de vidrio se puede suprimir hasta un 80% de la radiación, mientras que con uno color claro, un 60%. Pero con los tejidos técnicos de las lonas de Persax Grupo, el color no influye, y hasta un 95% de rayos UVA y UVB son absorbidos.

Tejidos habituales y colocación

Tanto desde el interior como desde el exterior podemos proteger nuestro hogar del sol para conseguir un ahorro energético, los mejores tejidos son tanto fibra de vidrio como poliéster porque ambos reducen la radiación solar. Para conseguir un mayor ahorro, la recomendación de Persax Grupo es colocar cualquier elemento de protección solar (mejor de fibra de vidrio) hacia el exterior, preferiblemente colores oscuros, porque nos interesa absorber el mayor porcentaje de radiación solar; y en el interior utilizar tejidos blancos o reflectantes de poliéster como las láminas reflectantes o claritas (poliéster). Si ponemos una Screen en el exterior de la vivienda, ya conseguimos una barrera al sol, porque lo hemos puesto por fuera de la ventana para que absorba los rayos solares; si además ponemos una cortina interior en colores claros conseguimos esa segunda barrera solar.

Ventilación de la estancia

Persax recomienda no olvidar la ventilación de la estancia, así el calor no se acumula bajo el toldo, ni en las ventanas. Con dejar abierta la estancia durante 10-15 minutos por la mañanas basta para la renovación del aire de la estancia, lo ideal es hacerlo en las hora de menos sol. Tras esto bajar las persianas.

Separar el toldo de la fachada

Para evitar que el calor se acumule bajo el toldo, es importante mantener una distancia entre este y la fachada. Además, cuanta mayor distancia existe entre el toldo y la fachada, mayor protección se consigue, ya que la radiación que absorbe el tejido queda más lejos de la pared.

Buen uso de los elementos de protección solar

Utilizar adecuadamente los elementos de protección solar (persianas, cortinas y estores) permite la reducción de entre el 30% y el 50% del consumo eléctrico en la climatización de las estancias, según el estudio realizado por el Centro de Fomento de la Investigación Sostenible de la Universidad de Minnesota. Con un simple gesto como abrir o cerrar una persiana se puede modificar la temperatura de la estancia en varios grados, y tener un mayor confort acústico, porque atenúa la entrada de ruidos desde el exterior. Bajar las persianas y estores en las principales horas de sol, reduce en gran cantidad la radiación solar. Por la noche, hacemos lo contrario, subir bien las persianas y estores y toldos, para conseguir corrientes de aire en el interior y favorecer la ventilación en verano.

Automatizar los elementos de protección solar

Optar por automatismos. Si no se está en casa en todo el día, la mejor opción es motorizar las persianas, estores o cortinas de interior y toldos, y así se podrá automatizar este proceso, incluso controlarlas desde cualquier lugar en que se esté. En las hora más fuertes de sol, las persianas y toldos se cierran automáticamente para mantener la casa aislada del calor exterior.