Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El nuevo edificio para Usos Ambulatorios tendrá un impacto importante en la percepción del conjunto global del hospital, completando el planteamiento volumétrico que se inició con las obras del nuevo Materno Infantil.

La propuesta se formaliza con un edificio de planta rectangular, cuya implantación mantiene la separación y decalaje con los edificios del nuevo hospital. Las dimensiones de los patios, la separación entre edificios, las alturas coincidentes con el cambio de material en el hospital en construcción, buscan reforzar la integración del nuevo edificio en dicho conjunto.

El nuevo edificio no solamente busca la mejor integración, sino la máxima accesibilidad, aspecto fundamental para el planteamiento del proyecto puesto que estamos hablando del edificio de mayor afl uencia del Complejo Hospitalario.

Para ello, el edificio cuenta con dos accesos, el principal, a través del pasaje peatonal del nivel -1 que enlaza con los accesos principales tanto del Hospital General como del Materno Infantil, y otro acceso en el nivel -3 al cual podemos llegar peatonalmente desde el parking exterior o bien desde la parada de vehículos que hemos diseñado anexo al mismo.

La volumetría resultante es el resultado equilibrado del uso del módulo y de la soluciones tecnológicas aportadas de forma tal que las virtudes que ha de contener un proyecto como es de la lógica constructiva, proceso de construcción, racionalidad en los usos y distribución de espacios, quedan presentes en todo el edificio. La estética y limpieza conceptual del edificio se basa en este planteamiento.