Escrito por Comunicados, Destacado

Porcelanosa Grupo orienta su producción hacia la economía circular

Compartir

Las diferentes firmas de la multinacional establecen un modelo económico sostenible basado en la eficiencia energética, la reutilización de materiales y el ecodiseño.

La sostenibilidad es uno de los principales objetivos de PORCELANOSA Grupo. Un compromiso adquirido por la marca hace varios años que se ha materializado en su programa PORCELANOSA Eco. Este proyecto reúne algunas de las medidas adoptadas por PORCELANOSA para promover un consumo más responsable mediante el reciclaje de residuos, la gestión sostenible del agua, la reducción de emisiones CO2 y el ahorro energético. Cuatro líneas programáticas que definen ese acuerdo ecológico en el que se establece una economía circular basada en las tres erres: Reducir, reciclar y reutilizar las materias primas.

FIRMAS CONPROMETIDAS

PORCELANOSA Grupo está inmerso en la aplicación de un Plan de Desarrollo Sostenible instaurado en plantas productivas, centros logísticos y oficinas. Espacios en los que se ha optado por el reciclaje de residuos, la gestión sostenible del agua y el ahorro energético en el marco de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y las nuevas líneas de trabajo marcadas por la UE.

Una de las principales iniciativas es la reducción de la huella de carbono. Cabe destacar la incorporación de sistemas eficientes de control de la combustión con hornos de cocción cerámica con tecnología de control de la relación aire-gas automática; la instalación de equipos de filtración de partículas en suspensión; o la colocación de sistemas de aislamiento acústico en las máquinas de rectificado. “Llevamos desde el 2012 vigilando nuestra huella de carbono para identificar la cantidad de emisiones de CO2 que producen nuestras actividades industriales. Esto nos permite controlar todas las fuentes de emisiones GEI (Gases de Efecto Invernadero) que generamos para así establecer medidas enfocadas a la reducción del impacto derivado”, matizan desde la firma.

El otro pilar básico dentro del Plan de Desarrollo Sostenible es la eficiencia energética. PORCELANOSA ha puesto en marcha paquete de acciones concretas en sus más de 1.000 tiendas e instalaciones centrales que impulsan la ecologización de la economía y el trabajo. El alumbrado con tecnología LED de bajo consumo, las cubiertas que dejan pasar la luz natural a las naves industriales o la autogeneración del 33% de la energía que se consume en la planta de producción (el resto proviene de fuentes renovables con certificado de garantía) son algunos ejemplos. A estas acciones se tiene que sumar el impulso que la empresa quiere dar a la energía fotovoltaica a través de placas solares en sus instalaciones centrales, almacenes y oficinas; y al proyecto de electrificación e hidrógeno verde para descarbonizar la producción cerámica cuyo acuerdo con Iberdrola se ha cerrado recientemente.

UN CATÁLOGO “VERDE”

Entre las colecciones más destacables en cuanto a sostenibilidad, PORCELANOSA dispone de varias series de madera cerámica de línea ecológica realizada con más de un 95% de material reciclado y cuyo proceso de fabricación ha obtenido la declaración ambiental del producto (Dapcons), ya que reduce las emisiones de CO2 hasta un 40%. Además, la gran parte de los residuos generados adquieren una segunda vida a través de los sistemas de depuración y tratado de aguas instalados en sus instalaciones.

Otra de las empresas que apuesta fuerte por el reaprovechamiento de materiales en sus procesos de fabricación es Gamadecor. “El 72% de la materia prima que compone el tablero de aglomerado de nuestras cocinas es material reciclado. El 49% proviene de economía circular y el 23% de restos (sub-producto) del aserradero”, explican desde la firma. Esta medida evita la tala de innecesaria de más de 4.117 árboles al año, una cantidad que permite absorber 156.000 Tn de CO2, el equivalente a más 500 vuelos entre Madrid y New York.

Por su parte, Butech se suma a la lucha contra el cambio climático por medio de sus fachadas ventiladas. Un sistema constructivo que envuelve los edificios permitiendo un ahorro del 25% del consumo energético del edificio y mejorando el aislamiento acústico de cada espacio. A éste se le puede incorporar como revestimiento el compacto mineral Krion K-Life. Un material dotado con la tecnología KEAST® capaz de disminuir la contaminación del ambiente gracias a su alta composición de minerales activadores. Además, la firma ha desarrollado R-Eco, un aditivo para materiales de agarre cementoso que contiene 250 gramos de plástico 100% reciclado, el equivalente a 50 bolsas de supermercado.

Krion plantea una alternativa al actual modelo de obsolescencia programada con los platos de ducha, encimeras de baño y lavabos KRION SHELL™. Diseñados con un 5% de material reciclado, estas piezas logran aminorar el impacto medioambiental mediante el reaprovechamiento de recursos naturales.

También cabe destacar la iniciativa WaterForest promovida por Noken. Una propuesta que incentiva el uso responsable del agua y reducir las emisiones de CO2. Para ello han desarrollado sistemas de descarga ECO para inodoros, griferías con apertura en frío, aireadores ECO o griferías termostáticas que permiten ahorrar hasta un 89% de agua en cada uso.


Compartir
Close