Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ubicada en una vía de salida muy concurrida del municipio de Colomiers (al oeste de Toulouse) y con acceso directo a un barrio mixto de oficinas y viviendas, se levanta una nueva sede (la tercera) de Tisséo, la empresa pública de transportes de esta ciudad francesa, que da servicio a una creciente demanda de actividades asociadas al transporte de autobús y tranvía de la región.

El proyecto arquitectónico, desarrollado por el estudio DENU & PARADON, se ha planteado sobre lo que era un antiguo emplazamiento industrial. Una operación que ha exigido, por tanto, una óptima planificación previa del terreno y la posterior demolición y limpieza de la zona para el levantamiento de los ocho edificios de los que se compone todo el complejo, de aproximadamente 5 hectáreas. 45000m2 se han destinado para zonas exteriores y 17000m2 para la construcción de los diferentes edificios. En esta última fase, la construcción de los diferentes módulos arquitectónicos, ha intervenido KAWNEER, especialista en soluciones de aluminio para el sector, en quien los arquitectos han confiado la instalación de fachadas y muros cortina. En concreto las fachadas AA110 y AA100, así como el muro cortina KADRILLE 1202.

Los edificios proyectados dan respuesta a las diferentes necesidades existentes en el programa de arranque: servicio de mantenimiento y taller para cerca de 200 autobuses, aparcamientos para los mismos, así como centros administrativos, de gestión e incluso de ocio, para un total de 450 empleados, con sus propias plazas de estacionamiento.

Edificios que componen el complejo:

1 – Zona de entrada a la nueva sede y un primer edificio que alberga restaurante, salas de formación, consultorio médico, gimnasio y espacios para el comité de empresa.

2 – Zona de estacionamiento para empleados y visitantes con capacidad para algo más de 300 vehículos.

3 – Recepción.
4 – Edificio de administración central y de servicios para los conductores.

5 – Edificio de mantenimiento. Incluye talleres y almacén de piezas de repuesto. Están equipados con un sistema de almacenamiento automatizado. Alberga también las actividades de chapa y pintura.

6 y 7 – Situadas cerca del edificio de mantenimiento, dos áreas. Una a modo de estación de servicio (repuesto de combustible y lavado) y otra reservada para la preparación y puesta a punto de los autobuses (instalación de la publicidad gráfica, limpieza interior…)
8 – Zona de clasificación y almacenamiento de residuos.

El resto de zonas libres y diáfanas se destinan para el aparcamiento de todos los tipos de vehículos de transporte.

En total, los arquitectos han estructurado el reparto de todos los edificios en tres volúmenes o zonas bien diferenciadas pero conectadas, a la vez, entre sí: el espacio social, de administración-gestión y el de mantenimiento-taller. Los espacios edificados se concentran a un lado, mientras que las zonas de aparcamientos se ubican al otro.

Como destacan desde el propio estudio de arquitectura, “las fachadas vegetales ofrecen una aproximación continua a los edificios y protegen la vista de las zonas de aparcamiento como tal. Cada edificio cuenta con dispositivos solares adaptados y, además, los espacios abiertos y comunicados entre sí favorecen una dinámica agradable de la actividad en todo el recinto”.