Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Para abordar el problema de esta intervención correctamente, el estudio Rubio Arquitectura analizó el mapa de la ciudad de Moscú, visualizando tanto la geografía como los trazados y las infraestructuras. De este modo, se pudo observar que la presencia y el tamaño del río, es lo primero que llama poderosamente la atención. El Moscowa atraviesa la ciudad de Moscú, formando en su recorrido numerosos meandros y algunas islas, como la del Kremlin, situando en sus orillas muchos e interesantes parques. El río se convierte en una poderosa estructura natural que introduce la naturaleza hasta el mismo corazón de la ciudad.