Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Carme Pigem, su marido Ramon Vilalta, y Rafael Aranda son los tres socios arquitectos del estudio RCR Arquitectes ubicado en Olot-Girona que aceptó el reto en 2016 de interpretar con madera de frondosas estadounidenses el sueño del escritor Javier Cercas.

Capitaneando la iniciativa, Carme Pigem se entrevistó con Javier para conocer sus inquietudes, sus necesidades y acercarse lo más posible a la personalidad del escritor, descubriendo que para Javier la lectura y la escritura no son sólo su oficio sino también su pasión a las que dedica la mayor parte de su tiempo. Por ello el mayor deseo del escritor era tener una cómoda butaca donde poder desarrollar estas actividades.

Sin embargo, Carme vio que en el proceso creativo de una nueva novela Cercas, además de consultar libros, tomar notas, también cambia frecuentemente de postura en la silla, se recuesta, se levanta, toma un café, escribe unas reflexiones, se incorpora, etc… es decir, realiza una serie de actos y movimientos dentro de un espacio que va más allá del ocupado por su asiento. Un territorio fundamental para no dejar escapar la inspiración de cada nueva novela de éxito del escritor; un territorio Cercas.

Además, era deseo de Carme “aprovechar la tecnología que existe hoy poniéndola al servicio de la artesanía para crear una pieza única con inspiración en las formas naturales”. Tecnología que se utilizó primero para escanear la espalda de Cercas desde la parte inferior del cuello hasta los talones y, a continuación, para plasmarla con precisión mediante maquinaria CNC en la madera de cerezo estadounidense.

Para el RCR Arquitectes, premio Pritzker 2017, “la madera es un material muy noble” y trabajar con ella ha permitido crear una obra bella, absolutamente personalizada, en la que tecnología y artesanía han ido de la mano, dando como resultado un mueble único que deberá ayudar a que la inventiva de Javier Cercas siga produciendo nuevas novelas para el deleite de sus muchos lectores.