Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los centros Leroy Merlin de Barcelona, Sant Boi, Tarragona y Sabadell han instalado recientemente un novedoso contenedor diseñado específicamente para la recogida selectiva de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso. Leroy Merlin se suma así a la campaña “Son nuestros residuos y es nuestra responsabilidad”, que trata de fomentar la colaboración ciudadana en el reciclaje de esta clase de residuos domésticos.

Esta campaña está promovida por las fundaciones Ecopilas y Ecoasimelec, pertenecientes a la plataforma medioambiental Recyclia; y AMBILAMP, Asociación para el Reciclaje de Lámparas y Luminarias. Ambas entidades han diseñado un nuevo contenedor que dispone de tres compartimentos para depositar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de pequeño tamaño, bombillas de bajo consumo y fluorescentes, y pilas y baterías portátiles.

Hasta el momento, la instalación de estos puntos de reciclado se ha llevado a cabo de forma pionera en diferentes cadenas comerciales de Cataluña, a las que ahora se suman cuatro de los centros Leroy Merlin de la comunidad autónoma y el establecimiento de la cadena en Pamplona. Próximamente, esta campaña se trasladará a otras grandes superficies y centros comerciales de Navarra y Extremadura.

A largo plazo, el objetivo de Recyclia y AMBILAMP es implantar este multicontenedor, a escala nacional, en hipermercados y grandes superficies, así como en centros y cadenas de bricolaje y electrodomésticos y, en general, en aquellos puntos donde se comercialicen este tipo de aparatos eléctricos y electrónicos.

Mediante la campaña “Son nuestros residuos y es nuestra responsabilidad”, Recyclia y AMBILAMP tratan de facilitar y acercar a los consumidores la entrega de los aparatos electrónicos obsoletos, garantizando su correcto tratamiento medioambiental y el reaprovechamiento de los materiales útiles que contienen.