Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el corazón de la ciudad de Mouans-Sartoux, en la región francesa de los Alpes Marítimos, el Centro Cultural municipal destaca por su forma alargada y su fachada de piedra. Construido a principios del siglo XX, este edificio industrial se utilizó primero como taller de mantenimiento del tranvía que pasaba por la zona para, después, en los años 50, convertirse en una central lechera. Posteriormente, en la década de los 80, se utilizó para diferentes servicios técnicos municipales y en 1995 el edificio quedó abandonado. Ahora se ha rehabilitado por completo para dar servicio a todo tipo de actividades culturales que involucran, desde jóvenes, hasta diferentes asociaciones de la ciudad.

Para el Ayuntamiento de Mouans-Sartoux, uno de los principales objetivos de esta rehabilitación era cumplir con bases de la normativa RT2012 de la región (Regulación Térmica 2012), cuyo objetivo es controlar el uso de energía del sector de la construcción y regular las emisiones de efecto invernadero; a la vez que se preservaba el patrimonio existente. Un desafío complejo pero que se ha cumplido con éxito, gracias, también, a las carpinterías KAWNEER, especialista en sistemas arquitectónicos de aluminio.

El doble objetivo de la renovación

Ficha técnica

  • Cliente: Ayuntamiento de Mouans-Sartoux. Empresa de carpintería: SN DEGIVRY, Niza.Soluciones de carpinterías KAWNEER:
    • KANADA para las puertas de entrada y KALORY para el marco de apertura fija y fuelle. La solución KALORY también para los marcos curvados con apertura visible a dos aguas.
    • Compuestos con marco fijo y la puerta de apertura visible KARAÏBES y puerta KAMELIA con travesaños trapezoidales.
    • Color RUST CERUSE para dar efecto oxidado al edificio.
  • Proyecto: Centro Cultural municipal
  • Localización: Mouans-Sartoux, Francia
  • Año: 2018
  • Tipo de proyecto: rehabilitación
  • Superficie total: 1.000 m2

Inaugurado en noviembre de 2017 y tras 18 meses de trabajo, este Centro Cultural tiene una superficie total de 1.000 m2 que se dividen en:

  • Un espacio de 200m2 dedicado a estudiantes de secundaria.
  • Una escuela de baile de 450 m2.
  • Una asociación local de 200 m2.

Angélique Tisserand, jefa del Departamento de Construcción de los Servicios Técnicos del Ayuntamiento, explica que el objetivo de esta renovación ha sido doble: “por un lado, lograr el rendimiento energético de las normativas vigentes y, por otro, preservar la arquitectura tradicional, incluyendo el mantenimiento de la fachada en piedra. Para ello, elegimos como director de obra a Roland Raibaudi”. El director de obra ha utilizado sistemas y equipos diseñados para optimizar el rendimiento y la inercia del edificio: aislamiento interior reforzado, bombas de calor con unidad de tratamiento de aire, doble flujo VMC y calefacción por suelo radiante.

Carpintería de aluminio KAWNEER

La carpintería también jugó un papel crucial en la rehabilitación del edificio. “Hemos prescrito grandes soluciones de aluminio compuestas de doble acristalamiento para proporcionar la máxima luz natural. El rendimiento térmico de la carpintería exterior debía mostrar un Uw entre 1,5 y 1,8 W/m2. K”, comenta Angélique Tisserand. “El color de la carpintería interior y exterior era igual de importante. Queríamos un color y una textura similar al óxido para preservar la identidad industrial del edificio”, añade.

Para cumplir con estos requisitos, la compañía SN DEGIVRY, a cargo del lote de carpintería, seleccionó las soluciones KAWNEER. “Hemos trabajado con KAWNEER durante dos años porque apreciamos la calidad de sus perfiles y acabados. Para este proyecto hemos contado con el apoyo de su equipo técnico en todo momento”, afirma Mickaël Leherpeur, jefe de Producción de la empresa SN DEGIVRY.

Las puertas de entrada KANADA de KAWNEER se han instalado en formato 3,50m de ancho x 3m de altura, con un marco de apertura fija visible y fuelle KALORY. Esta última solución, también se ha utilizado para una docena de chasis y siete ventanas del edificio.

En el interior del edificio se han instalado cuatro puertas KAMELIA con travesaños en trapecio y dos juegos de 4,50m de ancho y 2,20m de alto, con marcos fijos KARAÏBES.

Para darles el efecto de óxido requerido en las especificaciones, todas las carpinterías se han teñido con el color Rust Ceruse, exclusivo de KAWNEER. “Este color refuerza el lado industrial del edificio”, enfatiza Angélique Tisserand. “Mirada desde lejos, da la impresión de que la carpintería es de madera, pero al acercarse, descubrimos un interesante tono naranja que recuerda a la herrumbre. Además, su textura granulada armoniza muy bien con la fachada de piedra del edificio”.

Tras la finalización del proyecto, todos los residentes de la ciudad y sus alrededores disfrutan del nuevo Centro Cultural y elogian la rehabilitación ejemplar a la que se ha sometido.