Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El edificio de cabecera de la estación de Príncipe Pío fue construido entre los años 1926 y 1934. Durante la Guerra Civil sufrió graves daños debido a la proximidad del frente de batalla. A lo largo de los años se han realizado numerosas intervenciones y modificaciones sin respetar en lo más mínimo el proyecto original.

Estuvo operativo hasta el año 1976, entrando desde entonces prácticamente en un abandono total, que ocasionó su deterioro paulatino. En la actualidad su estado general, sus instalaciones, y su aspecto exterior reclaman una rehabilitación integral.

Está incluido en el Catálogo General de Edificios Protegidos del Plan de Ordenación Urbana de Madrid, número de catálogo 28778, protección de Nivel 1, grado Singular, categoría de Monumento. En el año 2015, se aprueba su transformación en un teatro y centro de ocio.

Se realiza un proyecto de rehabilitación integral y de construcción del nuevo teatro. Tras pedir ofertas a diferentes constructoras, se constata la imposibilidad financiera de realizar el mismo ya que tiene un coste de 2 veces el presupuesto original del promotor. Es entonces cuando se solicita a la UTE la optimización del mismo, siendo SOLURBAN responsable de la adecuación de la estructura a su nuevo uso y de acuerdo normativa actual.

Se realiza un estudio en profundidad del proyecto original, desde el punto de vista de la estructura la misma se resuelve mediante la realización de una nueva estructura paralela a la existente en la mayoría de la superficie junto con su cimentación, obviando y descartando la estructura existente.

El empleo de una nueva estructura lleva consigo los siguientes aspectos:

  • Realización de una nueva cimentación, mediante micropilotes de elevada profundidad encepados en la parte superior.
  • Demolición completa y sustitución por una estructura metálica de todas las zonas de nuevos huecos de escaleras, ascensores y patinillos.
  • Realización de la nueva estructura con una perfilería de muy difícil o imposible puesta en obra.

Una vez estudiadas las soluciones propuestas, SOLURBAN propone un proyecto de restauración con una filosofía clara: la intervención realizada atiende a los principios de restauración y la reparación más que al de la reconstrucción, limitándose a intervenir sobre el contexto indispensable para mantener la legibilidad de la estructura original.