Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con la llegada del buen tiempo, las terrazas y los porches se convierten en el espacio más deseado para disfrutar con la familia y amigos. Grandes o pequeñas, en la ciudad o en la montaña, con o sin piscina, todos soñamos con ellas. En la configuración de las mismas está su belleza, y es aquí donde comienza el sinuoso camino para descubrir la mejor opción para la nuestra.

Además de su innegable virtud estética, utilizar porcelánicos en exteriores aporta una serie de ventajas que los convierten en una muy interesante opción a la hora de buscar soluciones para las terrazas.

Los pavimentos cerámicos, son productos que se presentan en diversos acabados, lo que facilita su uso simultáneo en espacios interiores y exteriores, permitiendo incluso su utilización en zonas húmedas gracias al acabado Antislip.

Asimismo, requieren escaso mantenimiento al tiempo que ofrecen resultados resistentes a los agentes químicos, por lo que su limpieza es sencilla a diferencia de otros materiales. Este elemento destaca además por su dureza, capaz de resistir al desgaste de un uso continuado por lo que son la opción perfecta para zonas de exterior.

Y a todas estas propiedades hay que unir el diseño. Las colecciones cerámicas son capaces de reproducir materiales naturales con todo lujo de detalle, creando multitud de diseños por pieza, para dar realismo a los espacios que recubre.

En este caso podemos apreciar esta evocación de la naturaleza a través de la colección Reserva, inspirada en las barricas de madera que encierran los mejores vinos. Una colección que reproduce de manera exhaustiva las gráficas y tonalidades de la madera y aúna todo su encanto con las características técnicas de la cerámica.

La propuesta de Metropol es esta magnífica terraza para la cual se ha seleccionado el pavimento en color roble de la colección. Con su calidez se provoca una simbiosis perfecta con las tonalidades azules del mar, y el entorno queda unificado bajo el irresistible encanto de la madera.