Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Reynaers Institute, el centro de formación, ensayos e investigación de Reynaers Aluminium ubicado en Duffel (Bélgica) ha realizado una nueva ampliación de sus instalaciones con la apertura del R-Cube, un simulador de clima giratorio que permite a los ingenieros probar muros cortina, puertas y ventanas en cuanto a rendimiento energético, térmico y estanqueidad al aire. Con esta nueva inversión, Reynaers confirma su visión del posicionamiento del Reynaers Institute como el principal centro de la industria en la excelencia del desarrollo de soluciones de construcción confortables y eficientes energéticamente.

El R-Cube giratorio ha sido desarrollado para proporcionar técnicas de análisis de las prestaciones de muros cortina, ventanas y puertas que permiten a los diseñadores de productos desarrollar soluciones para la construcción aún más sostenibles, energéticamente eficientes y confortables. El R-Cube permite colocar cerramientos expuestos a una combinación de diferentes condiciones de temperaturas, presiones atmosféricas, viento y humedad. Esto permite a los ingenieros de Reynaers comparar y evaluar distintas soluciones de protección solar, ventilación natural, tipos de vidrio y uniones a obra, según las diferentes orientaciones del edificio. Además, las soluciones de fachadas de doble piel pueden ser estudiadas en detalle para evaluar el confort y rendimiento energético.

El R-Cube tiene un control totalmente automatizado que permite ciclos de temperatura y humedad relativa programables. Esto permite a los ingenieros simular las condiciones de invierno o verano, siempre que sea necesario. El R-Cube también cuenta con un sistema de registro completo para la grabación de todos los datos, tales como el uso de energía (frío/calor) y las temperaturas en el interior y alrededor del R-Cube. Las tecnologías adicionales que se utilizan en el R-Cube incluyen una cámara de infrarrojos y una instalación de ensayo Blower Door. Este equipamiento permite medir con precisión las diferencias de temperatura para evaluar el aislamiento e identificar la estanqueidad total de un cerramiento instalado.