Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Placo Activ’Air es una tecnología que absorbe los formaldehídos transformándolos de forma irreversible en elementos inertes y por lo tanto no devolviéndolos nunca al aire. Además destacamos el doble efecto de Gyptone; por un lado, emite 0 emisiones, lo que supone Clasificación A+, y por otro lado, elimina los formaldehídos del aire. Esta clasificación A+ en la nueva etiqueta medioambiental sobre calidad del aire interior, es obligatoria en Francia siendo sus requisitos relativos a la emisión de formaldehído son diez veces más estrictos que los esquemas de etiquetado existentes hasta el momento.

Placo dispone de una amplia gama de productos y accesorios (como bandejas, registros y trampillas, entre otros) que facilitan la ejecución en obra y permiten techos continuos con vanguardistas diseños. Las propiedades de esta tecnología hacen de los techos Gyptone Activ`Air la mejor opción para escuelas, hospitales, oficinas, etc.

SOSTENIBILIDAD

En este caso, la innovación desarrollada por Saint-Gobain Placo en la producción de Gyptone, a través de la gama de productos Activ`Air, supone un importante ahorro en los consumos energía y agua, gestionando de manera responsable los recursos naturales y una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Teniendo en cuenta que los recursos naturales son finitos, los techos acústicos Gyptone Activ`Air se pueden reciclar por completo hasta el infinito para la fabricación de nuevos techos.

El nuevo techo, que se ha comenzado a comercializar en el mercado español, contribuye positivamente a la obtención de las certificaciones LEED, BREAM y VERDE.

CUMPLIMIENTO NORMATIVA REACH

Todas las sustancias con las que se elaboran los productos que comercializa y fabrica Saint-Gobain Placo se encuentran registrados en la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA), cumpliendo con la legislación REACH de la Unión Europea.

Esta normativa introduce la obligación de efectuar un registro de todas las sustancias químicas que se comercializan dentro del territorio de la UE, quedando prohibida la comercialización de cualquier sustancia que no este registrada.