Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con la inauguración en 1880 de la denominada “Venta La Mina” comienza el recorrido de uno de los establecimientos de restauración más emblemáticos de la provincia de Segovia. Ubicado en La Lastrilla, a escasos 3 Km del centro de la capital se encuentra el complejo hostelero “Venta Magullo”, el cual ha ido creciendo y ampliándose a lo largo de los años con diversas intervenciones, llegando a tener una superficie de más de 6.000m2. Con la idea de modernizar sus propias instalaciones y dotarlas de nuevos servicios, la dirección ejecutiva del centro, decidió incorporar al complejo un nuevo salón de banquetes y eventos con capacidad para 350 personas, que pudiese utilizarse como un único espacio, o como dos independientes; cuyas premisas principales eran, crear un espacio exento de pilares que tuviese un carácter singular.

La parcela a intervenir, disponía de un desnivel respecto de la vía pública de -4.00m, diferencia que se aprovechó para alcanzar el propósito inicial, crear una finca de eventos con protección de las vistas de los viandantes, dentro de un enclave urbano, sin renunciar por ello a un edificio abierto, en el que existiese una continuidad visual y funcional entre el espacio principal y el jardín circundante.

 

Fotografias de Álvaro Viera (Architectural Photography)

La intervención se realizó en el patio trasero existente, generando un nuevo espacio completamente independiente al anterior con una nueva entrada, conectándose al edificio anterior a través de la cocina, la cual dará servicio a todo el complejo.

La cubierta que corona el salón de banquetes es el elemento más llamativo del proyecto, realizada con una estructura de cerchas metálicas que permiten un espacio diáfano y una geometría expresiva en el interior. Gracias al falso techo ondulado de madera se que crea un espacio singular, con grandes lucernarios que permiten introducir luz natural a todo el espacio, quitando peso a la cubierta.