Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Santander se ha convertido, recientemente, en nuevo asociado de Green Building Council España (GBCe). Ambas entidades trabajarán juntas en varios proyectos para el fomento de la edificación sostenible y las hipotecas verdes.

La entidad bancaria entró en contacto con GBCe a raíz de la iniciativa EeMAP (Plan de Acción de Hipotecas de Eficiencia Energética), un proyecto de la Red Europea de GBCe, que la asociación coordinó en España. Santander participó activamente en las jornadas-taller desarrolladas en el marco de este proyecto y, fruto de esta colaboración, decidió asociarse.

El banco mostró un gran interés en esta iniciativa, que contó con fondos de la Unión Europea para su desarrollo, y que pretendía demostrar la viabilidad y los beneficios de que los bancos financien mejoras en la eficiencia energética del parque edificado europeo, responsable del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En este sentido, Santander ha puesto en el mercado recientemente una nueva gama de hipotecas con un módulo de bonificación flexible, que permite al cliente beneficiarse, durante toda la vida de la hipoteca, de bonificaciones en los tipos de interés según los productos o servicios que elija contratar, entre ellas bonificaciones en los tipos de interés de acuerdo a la calificación energética del inmueble.

Si la vivienda hipotecada tiene una calificación energética A, A+ o está considerada vivienda sostenible, de acuerdo con los certificados oportunos emitidos por entidades reconocidas del sector, como la certificación VERDE otorgada por GBCe, tendrá una bonificación de 10 puntos básicos sobre el tipo base de la hipoteca.

GBCe se ha mostrado muy satisfecho por la reciente asociación de Santander. No hay que olvidar que las hipotecas representan alrededor de un tercio de los activos del sector bancario europeo, equivalentes a la mitad del PIB de la Unión Europea. El sector financiero tiene un papel clave para el cumplimiento del Acuerdo de París en la lucha contra el cambio climático con la financiación en condiciones especiales de proyectos de edificación, obra nueva o rehabilitación, sostenibles.

Según Bruno Sauer, director general de la asociación, “tradicionalmente se ha identificado la financiación, o más bien la falta de acceso a ella, como una de las principales trabas para el despegue del sector de la edificación sostenible. Sin embargo, cada vez percibimos un mayor interés por parte de las entidades financieras en lanzar nuevos productos que ‘premien’ la sostenibilidad de los proyectos financiados. Es una gran noticia que una entidad como Santander se una a GBCe para encontrar diversas vías de colaboración para el fomento de la edificación sostenible”.

En términos similares se ha expresado Emilio Miguel Mitre, coordinador en España del Proyecto EeMAP y responsable de Relaciones Internacionales de GBCe, que ha manifestado que “uno de los ámbitos de imprescindible desarrollo para el crecimiento de la edificación sostenible es el de su financiación, precisamente por razones de su propio comportamiento energético. La incorporación de Banco Santander como asociado de GBCe nos satisface mucho, y es muy significativa por el acercamiento del sector financiero al de la edificación que representa, y también porque viene acompañada de una solución financiera favorable por razón de la calificación energética, y alineada con el concepto de hipoteca verde”.