Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque se trata de profesionales independientes, Fermax sabe que los equipos técnicos que asumen el compromiso de convertirse en SAT de su marca son parte esencial de su cadena de valor: son su gente, su rostro público y su mejor termómetro para valorar lo que sucede en la calle, sobre el terreno.

Para reforzar su relación, basada en el compromiso recíproco y en la generación de oportunidades, la marca española ha previsto encuentros con estos profesionales en diferentes regiones. El primero de ellos se celebró el pasado día 21 de noviembre en Valencia y en los próximos meses se repetirán en diferentes zonas de España.

La reunión, que congregó a una treintena de empresas de todo el levante peninsular, contó con un apretado programa que incluyó una visita a la fábrica y una intervención sobre aspectos comerciales protagonizada por Sergio Amorós, Director de Ventas Fermax España; estos contenidos, una novedad para estos profesionales de marcado perfil técnico, fue muy bienvenida, invitando a la reflexión y provocando una animada charla entre los presentes. Como es obvio, la presentación de las muchas novedades que Fermax está sacando al mercado en estos momentos —con Smile y Duox como protagonistas, pero con otros muchos productos como el nuevo interface telefónico— ocupó la mayor parte de la jornada, en este caso con Jesús Gutiérrez, director técnico Fermax España liderando el equipo interno de expertos que acompañó en todo momento a los invitados.

Pero la reunión no solo estuvo destinada a que Fermax emitiera información sino de modo muy especial a promover el diálogo con los SAT que, por la tarde, expusieron su visión de lo que acontece en la calle, en cada proyecto, confrontando su visión basada en la experiencia con la que los técnicos tienen dentro del laboratorio.

En definitiva, una jornada marcada por la colaboración y por la cordialidad que sirvió para que la marca y sus SAT renovaran un compromiso que se inició hace más de treinta años cuando, en 1982, se ponía en marcha el primero de estos servicios.