Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Su canaleta en L de 80×60 mm proporciona mayor espacio para los tubos, mientras que la pieza de esquina es de extracción rápida, (codo con espuma “High Energy Absorbing” absorbente de vibración y sonido), por lo que se puede liberar fácilmente sin necesidad de herramientas gracias a sus clips de presión. Además, tampoco requiere ninguna pieza de conexión entre el codo y el tramo recto del conducto, y todos los elementos necesarios para los montajes más habituales (tacos de plástico, tornillería, abrazaderas elásticas, tubos, etc.) están incluidos en el kit que comercializa Sauermann.

La nueva Delta Pack 80×60 de Sauermann está disponible en dos tonos de blanco: «brillante» y «crema» (9003 y 9001, respectivamente, en nomenclatura RAL), y las superficies exteriores vienen cubiertas por un film protector desechable, para que no se dañe durante el transporte o instalación. La facilidad de instalación y mantenimiento, su estética impecable o su moderno diseño no son las únicas ventajas del kit Delta Pack 80×60 de Sauermann. Su nuevo conector de drenaje, que alcanza una longitud de 650 mm, es adecuado para una mayoría de instalaciones. Además, es traslúcido, lo que permite ver el flujo de agua y si se han producido obstrucciones o acumulaciones de lodos. También, el tubo de evacuación está provisto de aislamiento anti-condensación y anti-vibración.

Por otro lado, la bomba de evacuación de condensados incluida en el kit Delta Pack 80×60 de Sauermann incorpora tecnología de pistón. Tiene una capacidad máxima de evacuación de 20 litros/hora, con un bajo nivel de ruido de tan solo 22 db(A), según normativa ISO 3744 comprobado por laboratorios independientes. Además, no necesita filtro previo, ya que puede extraer partículas de hasta 2 mm, lo que incluye restos de biofilm, un tapiz bacteriano que se ha relacionado con algunos brotes de legionelosis.

Todas estas prestaciones hacen del kit Delta Pack 80×60 de Sauermann una elección extraordinariamente ventajosa para aquellos instaladores que busquen la máxima productividad, así como un acabado y estética perfectos, sin olvidar la seguridad y salubridad, de cara al cliente final.