Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La carrera infantil, se retrasó un poco debido a la abundante lluvia que recibió a los participantes. Pero a las 11 en punto casi 100 niños de entre 4 y 14 años emprendieron la aventura de recorrer más de un kilómetro en compañía de sus amigos para demostrar que la participación y el esfuerzo valen la pena. Y todos se llevaron una merecida medalla.

A las 11:30, y bajo un sol de justicia, empezó la carrera de “los mayores”, en la que participaron unas 150 personas. Fueron 5 kilómetros de duro esfuerzo para comprometerse con esta condición genética y con la labor que ALBA realiza en favor de las personas con albinismo y sus familias. Después hubo fruta, regalos y música para los atletas.

Fue una mañana estupenda y una gran idea. Esperamos que haya muchas más careras.