Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Productos fiables para un entorno hostil

La experiencia de Schindler es un aval para lograr el éxito de la nueva línea Marmaray. Gracias a Schindler, 75.000 pasajeros por hora podrán viajar en esta nueva línea de metro, que puede llegar a estar a 56 metros bajo tierra, de forma segura, fiable y utilizando el mínimo de energía posible. Los pasajeros llegarán más rápido a sus destinos. Viajar por el tramo de 76,3 kilómetros es ahora 81 minutos más rápido que antes. Este proyecto ayudará a Estambul, una de las ciudades en desarrollo más importantes del mundo, a continuar creciendo y prosperando.

Crecimiento continuado de Schindler Turquía

«El Proyecto Marmaray no solo representa una mejora de la reputación de Schindler para la realización de proyectos emblemáticos de transporte público turco, sino que también contribuye al fuerte crecimiento que estamos experimentando actualmente en este país.» declaró Gaetano Conca, Director de Schindler Turquía.

Proporcionando movilidad fiable en el transporte público

Este éxito en Turquía es otro ejemplo de cómo Schindler proporciona movilidad a medida de los pasajeros en las grandes instalaciones de transporte. Con productos de ingeniería de precisión y con el uso de la ecotecnología para reducir el uso de energía, la empresa suiza ha sido, durante mucho tiempo, uno de los proveedores elegido por los constructores y arquitectos de los principales aeropuertos y sistemas ferroviarios de todo el mundo. Escaleras mecánicas, ascensores y andenes móviles de Schindler pueden encontrarse en algunos de los aeropuertos más concurridos del planeta, como Londres Heathrow, el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, Charles de Gaulle en París y los aeropuertos de Frankfurt y Munich, así como en los sistemas de metro y ferrocarril en ciudades como Nueva York, Chicago, Madrid, Hong Kong y Beijing.