Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La tecnología PORT de Schindler, la multinacional suiza de ascensores y escaleras mecánicas que mueve cada día a más de mil millones de personas en todo el mundo, llega también a alta mar, en concreto a la línea de cruceros más importante del mundo, la Carnival Cruise Line. PORT es una tecnología altamente sofisticada de control de pasajeros y seguridad de acceso: los ascensores saben a dónde van los pasajeros antes de acceder a la cabina. Los usuarios seleccionan su destino desde un panel táctil en el vestíbulo y se dirigen al ascensor que este les indica para llevarles a su destino lo más rápido posible y eficientemente.

El resultado de aplicar esta tecnología es que se reducen las paradas y el tiempo de viaje y se consume menos energía. La tecnología PORT permite, además, un ahorro de tiempo de hasta un 40% durante el embarque y desembarque de pasajeros.

Fabio Lavezzi, director comercial de Schindler Marine, afirma que “estamos muy orgullosos de haber aportado nuestras soluciones de movilidad al proyecto Carnival Horizon y de haber incorporado nuestra tecnología de vanguardia en una asociación a largo plazo con Carnival Cruise Line y Fincantieri”.

El ‘Carnival Horizon’ fue entregado recientemente desde el astillero Fincantieri, Italia, y está completando su primer trayecto transatlántico, ya que llegará a Nueva York el próximo 23 de mayo.