Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La multinacional suiza se ha adjudicado el contrato con la empresa Istanbul Grand Airport (IGA) por el cual suministrará un total de 648 unidades en el nuevo aeropuerto de Estambul. Schindler instalará y mantendrá 306 ascensores, 159 escaleras mecánicas y 183 rampas del que será el aeropuerto más grande del mundo.

Yusuf Akçayoğlu, CEO de IGA, asegura que “Schindler, además de proporcionar productos de alta calidad y un servicio de confianza, también ofrece una excelente gestión de los proyectos acorde a las exigencias de movilidad que requiere este gran aeropuerto”. Por su parte, Thomas Oetterli, CEO del Grupo Schindler ha comentado: “Estamos muy orgullosos de formar parte de esta alianza y de ser el principal proveedor con nuestra tecnología más innovadora”

No es la primera vez que Schindler colabora con la movilidad en los aeropuertos. La multinacional suiza está presente en aeropuertos de diferentes ciudades como Singapur, Seúl, Bombay, Londres, Múnich o Roma. Una vez terminado, el nuevo aeropuerto de Estambul, espera acoger a más de 150 compañías aéreas para llegar a más de 350 destinos con una capacidad anual de hasta 200 millones de pasajeros.