Escrito por Comunicados

Schindler y Akzo Nobel encuentran la química perfecta

La multinacional suiza será la encargada de suministrar soluciones de movilidad para el Centro Akzo Nobel en Ámsterdam, Holanda. Se instalarán 17 ascensores del modelo Schindler 5500 completados con la tecnología de control de destino Schindler PORT para asegurar una óptima movilidad en este innovador edificio.

François Lhoutellier, Presidente Ejecutivo de Schindler Benelux, afirmó que “para nosotros este proyecto es de gran importancia. No solo confirma la larga relación que tenemos con Akzo Nobel, sino también nuestra posición como líder europeo en ventas e implementación de la tecnología PORT. Esta solución innovadora apoya el crecimiento que Schindler quiere establecer en nuevas instalaciones y modernizaciones y nos diferencia en una región (Amsterdam) en la que estamos creciendo gracias a los nuevos productos que desarrollamos. La tecnología PORT se ha convertido en la oportunidad de ganar territorio para Schindler”.

La llamativa nueva sede de Akzo Nobel se caracteriza por la transparente y dinámica forma del edificio. La fachada compuesta por capas cambia de opaca a transparente dependiendo del punto de vista, además el doble cristal, que junto con la luz de diseño, le da al edificio una cálida y alegre atmósfera tanto de día como de noche.

El objetivo es que el edificio sea certificado con cuatro estrellas – “Excelente” – de acuerdo con la metodología de evaluación BREEAM-NL. Esto será posible, en parte, por el uso de tecnología sostenible como los ascensores Schindler 5500 y la tecnología de control de destino Schindler PORT.

Close