Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

INBISA Construcción cumple el primer año de gestión interna del Servicio de Prevención Propio, una modalidad preventiva que constituyó hace ahora doce meses para dar respuesta al crecimiento sustancial que la compañía constructora perteneciente al Grupo INBISA había desarrollado durante el ejercicio 2017.

Tras los primeros meses de arranque, el Servicio de Prevención, que cuenta con un Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en cada una de las Delegaciones Territoriales, superó en marzo de 2018 la preceptiva Auditoría Reglamentaria, llevada a cabo por AENOR.

Como valoración de este primer año, Arturo Carabias, Director de Calidad, Prevención y Medio Ambiente de INBISA Construcción señala “hemos obtenido un resultado altamente satisfactorio y supone un paso más en la estrategia de la compañía en Seguridad y Salud Laboral, que comenzó con la certificación en OSHAS 18.001 en 2011, y que se ha mantenido y consolidado en el tiempo pese a los difíciles momentos por los que ha pasado el sector durante los últimos años.”

Dentro del marco de la prevención, se han desarrollado durante el pasado ejercicio diferentes proyectos complementarios que situan a la compañía en unos índices de siniestralidad de casi 5 puntos por debajo del sector de la construcción, a falta de que el Ministerio de Trabajo emita los indicadores definitivos de cierre de año.

Entre las iniciativas, cabe destacar la implantación de Obralia (plataforma de control de accesos) en todas sus obras, el desarrollo de un método interno de calificación de accidentes y el inicio de la implantación de la norma ISO 45.001:2018 que sustituirá a la actual OSHAS 18.001:2007.

El modelo preventivo de INBISA Construcción está basado en el máximo compromiso con la seguridad en todos los niveles de la organización, fundamentalmente de los equipos de obra, cuyo desempeño es auditado semanalmente por Servicios de Prevención externos que emiten un informe semanal y calculan mensualmente un “Índice de Seguridad General” (ISG), tal y como explica el Director de Prevención, “la implantación del Servicio de Prevención Propio, ha supuesto un refuerzo de este compromiso y ha optimizado el modelo de auditorías externas que nos da un valor añadido sobre las condiciones de trabajo de nuestras obras, al ser evaluados continuamente por empresas especialistas en Seguridad y Salud ”.

Todo el equipo de INBISA Construcción, desde dirección a plantilla, ha adoptado este cambio en de gestión en materia de Seguridad Laboral como un factor indispensable para la excelencia empresarial. “Todas nuestras acciones en este área deben suponer un elemento tractor para que nuestros proveedores y subcontratistas asuman conjuntamente la responsabilidad de generar entornos de trabajo más seguros para conseguir que nuestro sector alcance niveles de seguridad más elevados que los que tenemos en la actualidad”, añade Carabias.