Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Esta característica dota a SANIFLOOR de una flexibilidad también única en el mercado y lo convierten en la elección ideal para solventar casi cualquier tipo de reforma o rehabilitación, incluso en aplicaciones especiales para personas con movilidad reducida.

La potencia de la bomba de evacuación de SANIFLOOR aspira literalmente el agua de la ducha incluso tratándose de los grandes caudales de algunas duchas cenitales (caudal a 3 metros de altura: 25 litros/minuto), esto permite que pueda utilizarse en platos a ras de suelo y abre todo un mundo de posibilidades de aplicación. Con la nueva evacuadora de SFA Sanitrit se podrá instalar un plato de ducha de última tendencia extraplano cerámico, de resina, modular o de obra hasta 3 metros por debajo del nivel de evacuación general, o a 30 metros de distancia de la bajante. Sótanos, cobertizos alejados del edificio principal, garajes y, en general, construcciones antiguas con una dotación deficiente para la evacuación de aguas, tienen ahora una nueva oportunidad de rehabilitación y aprovechamiento.

El sistema SANIFLOOR no solo es potente, sino también versátil, muy fiable y de fácil instalación. El encargado de arrancar la bomba es el sensor de nivel integrado en el desagüe o sumidero, con lo que se consigue una mayor prestancia en la respuesta de la bomba. El mensaje de paro o puesta en marcha viaja por un cable preinstalado entre el sifón y la bomba, mientras que la conexión entre el sumidero y la bomba se realiza mediante un tubo transparente reforzado con acero que se entrega con el conjunto. Por último, también se incluye el codo de salida (ø 32 mm), que viene equipado con una válvula antirretorno.