Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dividida en dos formatos distintos, rectangular y cuadrado, Sidney posee cuatro bases diferentes. Dos de ellas (25 x 40 cm. y 31 x 60 cm.) diseñadas para revestir paredes con acabado satinado (25 x 40 cm. y 31 x 60 cm.) y otras dos (45 x 45 cm. y 31,6 x 31,6 cm.) creadas para pavimentar suelos. Aplicables en cocinas, baños y salones, Sidney se caracteriza por una alta resistencia y una fácil instalación y mantenimiento.

La variedad cromática es otro rasgo de la serie Sidney. Con tonalidades que abarcan desde colores cálidos, como beige y marrón, hasta fríos, como gris y antracita, ofrece la opción de generar múltiples ambientes de estética industrial, tan de moda hoy en día.

Para más diversidad decorativa, Sidney se caracteriza por un revestimiento de mosaico mallado (25 x 40 cm.) en gris y en beige, que rompen la monotonía de un único revestimiento, a modo de listel o enmarcando diferentes zonas, como la ducha en baños, o el office en cocinas.

Sidney se completa con un rodapié de 45 x 8 cm. acorde a los colores de la colección, para permitir un perfecto acabado en obra.