Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque parezca un material actual, no es un producto nuevo, ya que nació hace más de 100 años. Se comienza a utilizar ya en el año 1890 en Estados Unidos. Surge cuando dos investigadores llevaban a cabo sus estudios para tratar de encontrar un material sencillo que protegiera del fuego las estructuras de madera, por lo que, gracias a esta característica, propia del yeso, este sistema se convirtió en protagonista de las construcciones norteamericanas.
Comenzó a utilizarse en Europa a principio del siglo XX, por medio de una fábrica británica, y, paulatinamente, se ha ido modernizando. Hoy en día son muy requeridas para interiores, y muy empleados en la construcción y en la decoración, gracias a su excelente relación calidad-precio, a sus características técnicas y a la calidad final del producto.
La Placa de Yeso Laminado está formada por un conjunto de materiales y sistemas constructivos diseñados para la albañilería interior, tabiques, techos, trasdosados de muros… Se forma por un núcleo de yeso que se recubre por dos capas de celulosa especial multihoja y se presenta en forma de tablero. En su interior se incorporan perfiles de acero galvanizado, que ofrecen más solidez y consistencia, y refuerza el aislamiento acústico y térmico. Las medidas de las placas oscilan entre 2 y 3 m. de largo por 0.80 a 1.20 m. de ancho, mientras que su espesor se encuentra entre los 6.5 y 19 mm.
A partir de la pieza base (yeso y celulosa) se conforman diferentes tipos de placas, que incluyen, en su interior o en su exterior, otros elementos como fibra de vidrio, aceites a la silicona, etc., todo ello pensado para que pueda adaptarse a las distintas necesidades y requisitos técnicos de cada vivienda y espacio.
Está considerado como un material de decoración y de construcción básico y tradicional. En España, las características generales del producto vienen definidas por la norma UNE 102.023.
Resistente, agradable al tacto, cálido, no inflamable, aislante, de fácil manipulación que se puede clavar, atornillar…, son algunas de las características de las Placas de Yeso Laminado, admitiendo cualquier tipo de decoración tradicional utilizada: pintado, empapelado, lacado, barnizado, alicatado, etc…, las cuales transforman los espacios y ofrecen muchas ventajas decorativas.

Ver reportaje completo >>>>.