Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las situaciones especiales demandan un smartphone con prestaciones especiales. Tanto si estás en el trabajo como en un edificio en obras, en un camión de reparto, en el taller, o disfrutando de tu tiempo libre mientras practicas rafting, escalada, acampada o ciclismo, el Gigaset GX290 es un compañero de confianza que desafía al agua, al polvo y a los golpes. “Rugerizado” significa que “está fabricado como robusto. Lo hemos tomado al pie de la letra”, indica Felipe Martín, Director General de Gigaset Communications Iberia. “La carcasa de TPU de dos componentes moldeada por inyección está reforzada adicionalmente por un firme marco de metal. La pantalla está protegida con el resistente Corning® Gorilla® Glass 3. Queríamos crear un teléfono inteligente que fuera lo más resistente posible ante cualquier condición adversa, un dispositivo que contara con todas las características importantes y necesarias tanto para el trabajo como para las actividades al aire libre. Y todo ello a un precio competitivo».

Carcasa dura, interior reforzado

Con un peso de 279 gramos y certificado IP68, el GX290 está fabricado a prueba de polvo y agua. Incluso sobrevive si se sumerge en una piscina o impacta contra una superficie dura. La pantalla de 6.1 pulgadas en HD+, con una muesca en forma de V, tiene una resolución de 1.560 x 720 píxeles, una luminosidad de 580 cd/m² y un contraste de 1000:1. Estas características aseguran una excelente legibilidad incluso a la luz del sol. El último sistema operativo Android 9.0 Pie funciona con MediaTek Helio P23 octa-core MT6763 – el procesador tiene una frecuencia de reloj de 2.0 GHz, está habilitado con 4G LTE Cats y admite VoLTE y VoWiFi.

“La mejor calidad de voz siempre ha sido vital para Gigaset”, añade Felipe Martín. “Eso incluye no solo a las líneas de teléfonos fijos inalámbricos, sino también a los dispositivos móviles como el nuevo GX290. Una comunicación de voz fiable es un criterio clave que a menudo influye en las decisiones de compra, especialmente en el ámbito profesional”.

El GX290 cuenta con comunicación de campo cercano (NFC) y obtiene datos de posición para servicios basados en la localización o navegación no sólo mediante A-GPS, sino también Glonass, un sistema de navegación global por satélite desarrollado por la Federación Rusa y considerado como el equivalente del sistema de posicionamiento global GPS de los Estados Unidos. Esta doble protección asegura que la ubicación del usuario sea localizada de forma fiable en todo momento.

El sensor de huellas dactilares se encuentra en la parte trasera del smartphone y permite ejecutar cómodas funciones, como la posibilidad de desplazarse por las páginas de la pantalla con una sola mano mientras mantienes sujeto el dispositivo de forma segura. Como resultado, el GX290 es la herramienta de comunicación perfecta para cualquier finalidad. También se puede desbloquear rápida y fácilmente mediante el reconocimiento facial (Face ID).

Graba cuanto quieras con una potente batería

Ya sea esquiando a un ritmo vertiginoso, en una excursión de rafting o en el exigente trabajo diario en una construcción, un smartphone rugerizado tiene que cumplir con requisitos similares tanto en el trabajo como en el ocio. Debe proporcionar una duración de la batería y funcionalidades de la cámara correctas para que el dispositivo pueda trabajar durante todo el día y documentar de forma fiable eventos o situaciones. Las baterías de Gigaset son tradicionalmente potentes, pero el GX290 añade una ración extra de energía con una batería de polímero de litio con capacidad de 6200 mAh. Esto posibilita ofrecer un tiempo de espera de 550 horas con dos tarjetas SIM y un tiempo de conversación de hasta 24 horas en la red 3G/4G. La batería permite una rápida carga inalámbrica de hasta 15 vatios y vuelve a funcionar a plena potencia en unas tres horas. El puerto USB tipo C admite una carga rápida gracias a la tecnología PE+. El USB On-The-Go también convierte el dispositivo en un banco de energía, lo que significa que se puede utilizar para cargar dispositivos externos y conectar dispositivos USB externos, como un ratón, teclado u otros sistemas de almacenamiento.

Gigaset ha equipado la doble cámara principal con un sensor SONY de 13 MP, que está soportado por un sensor de 2 MP. Ambas cámaras trabajan juntas para ofrecer un efecto bokeh, que, en particular, mejora los retratos con su desenfoque de fondos. El software de los expertos en fotografía ArcSoft® permite optimizar aún más las fotos y proporciona muchas funciones conocidas en la fotografía profesional, como HDR, ultra HD y modo nocturno.

Ya sea grabando a tu grupo favorito en un festival con un tiempo lluvioso o con viento, documentando cómo cruzar los Alpes en una pista de grava, o realizando un duro día de trabajo en condiciones extremadamente adversas, el GX290 tiene el poder de resistir ante cualquier inclemencia.

El Gigaset GX290 en gris titanio con líneas diseñadas en naranja saldrá a la venta en tiendas físicas y online al PPV de €299.00 a partir de septiembre de 2019.