Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La posible contaminación de las aguas marítimas por hidrocarburos es una de las problemáticas que suelen plantearse en el momento de diseñar un puerto deportivo. Situaciones accidentales como roturas o maniobras incorrectas en la reposición de combustible de los barcos, pueden provocar que estos líquidos caigan al agua y dañen el ecosistema marino. Una de las formas más óptimas de evitar este tipo de situaciones es la correcta canalización de aguas pluviales y residuales, y la incorporación de separadores de hidrocarburos en las instalaciones portuarias.

Para la colecta de aguas, ACO dispone del sistema ACO Monoblock: un canal de drenaje continuo, protegido por rejillas pisables que se adapta al pavimento para que la superficie no reviste irregularidades apreciables. La peculiaridad de este canal es que en lugar de una reja apoyada sobre un bastidor, ambos -reja y canal- constituyen una única pieza de hormigón polímero. Con ello se consigue eliminar totalmente los ruidos de paso sobre una reja metálica y cualquier posibilidad de corrosión por las propias características del material. ACO Monoblock se suministra en dos colores: natural y negro. El mantenimiento y limpieza se efectúa a través de los elementos de registro o por medio de una manguera de agua a presión, y resiste las cargas de clase D400 (zonas de paso de camiones, gasolineras o plataformas logísticas) sin soporte adicional.

Preservar el nivel de calidad de las aguas portuarias

El agua, una vez canalizada, debe dirigirse a un separador de hidrocarburos y estación de decantación para que el agua vertida a la red de alcantarillado y mar no sea contaminante o contenga residuos en suspensión gruesos o finos. ACO dispone de una amplia gama de separadores de hidrocarburos que siguen la normativa EN858/1 y en 858/2. Se fabrican en polietileno de alta densidad o en hormigón armado para su instalación enterrada. Cuentan con diferentes tamaños según la capacidad de almacenamiento de aceites o decantamientos que requiera el puerto deportivo. A la vez, dispone de diferentes tipos modelos adaptados al tráfico rodado que puede circular por encima de él. El acceso para la limpieza y mantenimiento de estos separadores de hidrocarburos es fácil.

Los canales de drenaje de ACO, así como sus sistemas de separadores de hidrocarburos, se han instalado en los puertos deportivos de Garraf, Mataró, L´Estartit y Blanes, y en Port Olímpic de Barcelona, entre otros.

ACO presentó estas soluciones y su servicio técnico ACO Service en el marco de XIV Jornadas Técnicas y de Trabajo organizadas por la Asociación Catalana de Puertos Deportivos y Turísticos. Durante el evento se debatió sobre la situación actual del sector haciendo referencia a temas de actualidad como el cambio climático o la integración puerto-ciudad.