Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Para garantizar la seguridad en la Sede, Gunnebo ha suministrado diversas soluciones de seguridad que protegen las zonas de control de acceso peatonal así como la sala de control y central receptora de alarmas ubicada en el interior del edificio.

En las zonas de gran afluencia de público, como son este tipo de edificios, los pasillos motorizados proporcionan una seguridad discreta y facilitan el paso a las personas autorizadas de manera rápida y sin obstáculos. El acceso puede controlarse rápidamente por medio de una tarjeta de proximidad, lector biométrico o ticket de entrada.

Existen una gran variedad de tornos o pasillos motorizados cuyo objetivo es controlar y regular la entrada y salida de público a los edificios, siendo conscientes de que se precisan diferentes tipos de soluciones, en función del nivel de seguridad y de la libertad de movimientos requerida. El Banco Sabadell es una entidad que no está ajena a esta problemática, por lo que decidió instalar una solución de control de acceso que le aportara una gran libertad de movimiento, a la vez que seguridad y diseño.

Se instalaron 12 pasillos motorizados modelo SpeedStile BP para el conjunto del edificio, estando ubicados 6 de ellos en el acceso principal, las zonas de acceso a las oficinas y el gimnasio. Los otros 6 pasillos restantes se ubicaron en los accesos por la zona de aparcamiento (4 unidades), así como en el acceso por las garitas de control (2 unidades). Los pasillos ubicados en los puntos de acceso de parking y las garitas de control ofrecían incluso un mayor nivel de seguridad, ya que contaban con puertas acristaladas de 1.200mm y 1.800mm de altura, lo que impide que un usuario pueda saltar por encima del pasillo y permite que esos accesos estén completamente desatendidos.

De todos los modelos que diseña y fabrica Gunnebo, el Pasillo Motorizado SpeedStile BP proporciona un acabado de gran diseño junto con las mayores prestaciones de seguridad. Se trata de un nuevo concepto, con una amplia gama de opciones de personalización y probada tecnología para un funcionamiento rápido y fiable. Su tamaño y funcionalidad lo convierte en la solución preferida para los lugares donde la seguridad y el flujo elevado de paso en un espacio limitado es necesaria. Además, su diseño y estética hace de esta solución un complemento ideal para su ubicación en cualquier vestíbulo principal, reduciendo al mínimo el efecto barrera e integrándose a la perfección en el diseño del edificio. Estos pasillos pueden configurarse con modelos de anchura especial para acceso de discapacitados, posiciones de emergencia, para casos de evacuación y diseños contemporáneos, con distintas posibilidades de acabado y materiales de cubierta.

La Sala de Control y Central Receptora de Alarmas ubicada en el interior del edificio es uno de los puntos más críticos en lo que a medidas de seguridad y protección se refiere. Por lo que, para garantizar la seguridad en esta zona, se encargó a Gunnebo el suministro de los blindajes mediante la instalación ventanas blindadas, vidrios antibala, puertas blindadas y puertas cortafuego.

Todos estos productos debían estar ensayados y certificados según las normas y estándares europeos, motivo por el que Gunnebo propuso la instalación de 5 ventanas blindadas del tipo C80 con resistencia anti-robo y anti-bala clase FB4/FSG según la Normativa Europea EN 1522, vidrio laminado antibala de clase BR5-S/SG1-S y Resistencia anti-robo de clase P8B según la norma Europea EN 1063 y EN 356, 3 Puertas blindas tipo PB80 resistencia anti-robo y anti-bala clase FB4/FSG según la norma Europea EN1522/1523, 3 puertas cortafuego EI260 y EI2120 según la norma EN 1634-1 y un pasadocumentos con clasificación antibala BR4 integrado en puerta blindada.