Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La empresa gallega Verea, fabricante de tejas y soluciones eficientes con teja cerámica para tejados, acudió un año más a la International Roofing Expo, celebrada en Dallas (Texas), con el objetivo de ampliar mercado en EE.UU. y empezar a vender sus productos en Kansas, Nebrasca y las dos Dakotas.

El fabricante gallego ya vende en los estados de Florida, Lousiana, Texas, Georgia y Carolina del Sur, donde ha conseguido una buena implantación por su calidad y la capacidad de superar las elevadas exigencias técnicas, debido a la climatología y la presencia de huracanes. Muestra de ello es una de las últimas obras realizadas, el hospital AdventHealth Celebration de Orlando, Florida. Se trata de un hospital de referencia en Estados Unidos, reconocido como uno de los mejores del país y el número 1 en el ránking de hospitales de Florida. Cuenta con más de 29.300 metros cuadrados de superficie y 220 camas.

En 2019, las exportaciones de Verea representaron el 30% de su producción, un menor porcentaje con respecto a 2018, cuando las exportaciones se incrementaron significativamente por la devastación que ocasionó el huracán Irma.

En cuanto al mercado nacional, el fabricante de Mesía consolida su posición donde vende el 70% de su producción. El mayor volumen de ventas se registró en las Comunidades Autónomas de Galicia y Asturias.

En 2019, la facturación de Verea ascendió a 9,5 millones de euros y el empleo a 55 trabajadores.

En 2020, concluye el Plan de Inversiones

En el presente ejercicio, Verea terminará de realizar las mejoras en la fábrica previstas en el Plan de Inversiones por valor de 3 millones de euros.

Actualmente, implanta mejoras en las líneas de producción y monta una nueva línea para la fabricación de nuevos modelos de teja.

En 2019, la compañía incorporó un nuevo laminador de arcilla con una granulometría muy fina para reducir la absorción de agua, aumentar la resistencia de las tejas y optimizar su acabado, lo cual supuso una inversión de 600.000 euros.

Estas inversiones se suman a las realizadas por la compañía para minimizar el impacto medioambiental de su actividad. Desde el año 2012, Verea ha llevado a cabo diversas inversiones para mejorar la calidad de las instalaciones y reducir su impacto medioambiental.