sección constructiva aeropuerto de manises

Escrito por Arquitectura, Comunicados, Destacado

Lineas claras y rotundas en la terminal Privada del Aeropuerto de Manises diseñada por ERRE arquitectura

Compartir

El proyecto para esta Terminal Privada plantea una geometría de lineas claras y rotundas definida por un único volumen (120 x 47metros) en el que la materialidad metálica exterior que envuelve el edificio unifica sus diversas funciones y estructuras.

Esta piel, que en algunas zonas se microperfora para permitir la entrada de luz a los espacios interiores, le confiere al proyecto un aspecto industrial unitario y, a la misma vez, dinámico y variable que cambia según la luz y la hora.sección constructiva aeropuerto de manises

El programa funcional queda dividido en dos zonas:

  • La zona de uso administrativo, que alberga las oficinas, se distribuye en dos plantas entre las que se generan dobles alturas y visuales.

  • Por otro lado, la zona de uso hangaraje que tendrá espacio para el albergue de las aeronaves, así como almacenes.

El diseño de la estructura ha sido uno de los grandes retos del proyecto y el elemento que más ha condicionado el aspecto final del edificio. La estructura se resuelve mediante pórticos rígidos metálicos a dos aguas con cerchas de canto variable. De la misma manera, se plantean dos apoyos que darán soporte a una cercha metálica de gran canto que posibilitará la apertura libre frontal de 100 m para adaptarse a los requerimientos y exigencias funcionales del espacio.

sección constructiva aeropuerto de manisesEn términos de sostenibilidad el proyecto, a pesar de su superficie y volumen, tiene un impacto reducido ya que la zona de uso hangaraje (3794,14 m2) no requiere ser acondicionada climáticamente. La ventilación natural de este espacio se consigue mediante la instalación estratégica de tres ventiladores evitando la estratificación del aire en invierno y permitiendo reducir la carga térmica en verano.

En cuanto a la materialidad, en la zona de uso industrial se ha optado por acabados metálicos y estructura vista consiguiendo así un aspecto industrial más acorde con su uso. En la zona de uso administrativo se ha optado por una materialidad más cálida mediante el uso de madera, así como falsos techos abiertos y moquetas que permiten satisfacer las necesidades acústicas y funcionales de estos espacios.

El resultado es una arquitectura de un carácter compacto que responde a los complejos requerimientos técnicos y programáticos que un proyecto de estas características requiere.


Compartir
Close