Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cada unidad es estudiada de forma individual, siendo dimensionada y diseñada a medida de la instalación y asegurando en todo momento un funcionamiento y mantenimiento eficientes, fiables y sencillos.

Los equipos se pueden calcular y fabricar hasta con caudales de aire de 120.000 m3/h y con todos los componentes-secciones que se precisen, así como con el acabado (estándar, higiénico, marino, poliéster, etc.) que sea necesario para la aplicación concreta en cada caso.

A ello se une la posibilidad de incorporarles el control electrónico integral de la unidad, que integra tanto los elementos de campo como las plataformas de control capaces de comunicar en cualquier protocolo existente.

La incorporación de dicho control permite, tanto al ingeniero prescriptor como al instalador, asegurar la máxima eficiencia energética de la unidad, una sencilla y económica instalación, y un riguroso cumplimiento de la normativa en vigor.