Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se trata de máquinas cuya descarga de aire es conducible con presiones de hasta 120 Pa., representando una revolución sobre las «antiguas» máquinas de ventiladores centrífugos. TERMOVEN ha desarrollado estos equipos dotados con los nuevos ventiladores radiales, con tecnología EC, sin escobillas y sin transmisión, capaces de disminuir el caudal con la carga y con la temperatura exterior, obteniendo reducciones de consumo de más del 80%. Otro de los factores que influyen en la eficiencia es el dispositivo de expansión. En este caso se ha optado por las válvulas de expansión electrónicas en los circuitos de frío, logrando con ello mayores ahorros a carga parcial.

Otra de las principales ventajas de estas unidades es la flexibilidad que supone la disponibilidad de descarga por cualquiera de las caras del módulo de ventilación. Ello permite adaptarse a cualquier tipología de la sala de máquinas. La fiabilidad del concepto de todas las máquinas TERMOVEN (1 sólo compresor por circuito frigorífico) también es de aplicación en estas unidades. En resumen, el concepto del diseño que ha guiado el desarrollo de las nuevas ETCF-AR y ETCB-AR han sido la eficiencia, la flexibilidad y la fiabilidad.