Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El nuevo catálogo de TEXSA incide en los sistemas de cubiertas metálicas con aislamiento acústico e incluye sistemas destinados a edificios del sector terciario e industrial, así como a edificios como auditorios, palacios de congresos o aeropuertos, unas instalaciones donde las exigencias de aislamiento acústico son particularmente elevadas.

Filarmónica de Szcecin (Polonia)Aislamiento acústico al ruido de lluvia

El nuevo catálogo de TEXSA incluye ensayos de aislamiento acústico al ruido de lluvia. La lluvia puede generar un incremento importante de los niveles de ruido en el interior del edificio cuando impacta en la cubierta, dificultando el desarrollo y seguimiento de la actividad por parte de los usuarios. Por consiguiente, es importante prever un aislamiento acústico para ello, tal y como se incluye en los sistemas propuestos por la firma.

La solución se basa en la utilización de la lámina insonorizante TECSOUND, una lámina sintética de alta densidad (2.000 Kg/m3) y elevada elasticidad. Estas características aportan un incremento de aislamiento acústico a ruido aéreo y aislamiento al ruido de impacto y vibraciones, consiguiendo una mejora global del aislamiento acústico de la cubierta. Todo ello es posible sin aumentar el espesor de la cubierta ni complicar su instalación gracias a su facilidad de colocación. La flexibilidad del producto permite además que pueda adaptarse fácilmente a cualquier forma y superficie. Por último, destaca por su buen comportamiento al fuego, con una clasificación de reacción al fuego según Euroclases de B s2 d0.

Solución empleada en obras emblemáticas a nivel nacional internacional

T1 de Ricardo Bofill del Aeropuerto de BarcelonaEl aislamiento acústico TECSOUND de TEXSA sido utilizado en cubiertas en obras emblemáticas como el edificio galardonado con el premio Mies Van De Rohe 2015, Filarmónica de Szcecin (Polonia), el O2 Arena de Richard Rogers en Londres (Reino Unido), el Palasport Olimpico de Arata Isozaki en Torino (Italia), la Caja Mágica de Dominique Perrault en Madrid o la T-1 de Ricardo Bofill del Aeropuerto de Barcelona, entre muchas obras de referencia tanto a nivel nacional como internacional.

La gama de productos de TEXSA -con plantas de producción en Castellbisbal (Barcelona), Vallmoll (Tarragona), Villasequilla (Toledo), Cervera (Lleida) y Alpiarça (Portugal)- es el resultado del trabajo desarrollado por el departamento de I+D del Grupo y combina la innovación con la plena adaptación de los mismos a las distintas normativas locales, así como el compromiso medioambiental con la calidad, la fiabilidad, la duración y la eficiencia.

La mayoría de los productos fabricados por la compañía están avalados por AENOR, poseen el sello CE y la mayoría de ellos disponen de DIT (Documento de Idoneidad Técnica) o DITE (Documento de Idoneidad Técnica Europeo).