Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La nueva edición ha despertado el interés de 37 nuevos colaboradores, tanto públicos como privados. Igual que en la pasada edición, un panel de expertos en emprendimiento e inversores seleccionará las mejores 80 propuestas entre todos los participantes para entrar en las semifinales que se celebrarán con 40 semifinalistas en Madrid y otros 40 en Oviedo. Dado el carácter nacional del concurso, la gran final se traslada en esta edición a Oviedo. 

Esta edición del concurso se desarrollará en varios puntos emblemáticos, como Torre Cristal (gracias a la colaboración de Mutua Madrileña), El Talud de la Ería (Ayuntamiento de Oviedo / Oviedo Emprende), distintos  campus de la Universidad de Oviedo y la Universidad Rey Juan Carlos I, y el Vivero de Empresas de Móstoles (Ayuntamiento de Móstoles). 

Los objetivos del concurso son claros: formar emprendedores en el uso del “discurso del ascensor”, una potente herramienta de comunicación nacida en el MIT de Boston para aumentar la eficacia de la búsqueda de financiación y poner en contacto a los participantes con inversores privados, los llamados business angels , que decidirán si las mejores ideas pueden tener la oportunidad de hacerse realidad. 

Los expertos en emprendimiento de AVIE y de la Universidad Rey Juan Carlos I, junto a destacados emprendedores y “business angels” elegirán a los tres ganadores, quienes además de tener la oportunidad de presentar su idea a potenciales inversores, optarán a un primer premio de 2.000€ y dos accésits de 1.000€ cada uno. 

Para concursar, los participantes se podrán registrar enwww.myelevatorpitch.es  y mandar su Elevator Pitch (su discurso en el ascensor) en forma de video de menos de 1 minuto de duración. Al registrarse, tendrán acceso inmediato a la plataforma de formación on-line o presencial que les permitirá aprender a construir un excelente Elevator Pitch y aumentar así sus posibilidades de encontrar la deseada financiación para su proyecto. 

ThyssenKrupp y AVIE esperan lograr que numerosos jóvenes con espíritu emprendedor vuelvan a participar y encontrar ayuda a través de la formación y el contacto con inversores privados, y se atrevan a dar un paso adelante que les permita tener un brillante futuro como empresarios y creadores de empleo.