Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las BIASI RCB son sinónimo de calidad y eficiencia por su avanzada tecnología. Poseen un cuerpo de acero con reborde hacia el interior del hogar en la parte delantera, y redondeada en la parte posterior de la cámara de combustión para facilitar la inversión de la llama y ofrecer mayor resistencia a la presión interna. La cámara posterior de humos se fabrica en acero, está aislada térmicamente y está compuesta por una única pieza con apertura fácil para la inspección de humos. Sus tubos de humos son de tipo ELS electro-soldados, van soldados a la plancha delantera y equipados con turbuladores helicoidales especiales. Además, está aislada con una mata de fibra de vidrio de alta densidad y protegida por paneles de acero barnizados y fácilmente desmontables. Su parte delantera reversible está fabricada también en acero y aislada térmicamente con fibro-cerámica.

El nivel de rendimiento de estas calderas de acero llega hasta el 96%, lo que les otorga una calificación de 3 *** estrellas en potencias desde 70 a 400 kW (conforme con la directiva 92/42 CEE). Esta característica supone un notable ahorro de energía. Su perfil de producto ecológico se completa con la posibilidad de integración en cualquier sistema de captación de energía solar TRADESOL.

Todas ellas son compatibles con quemadores de Gas Natural, GPL y Gasóleo e incorporan sistemas de protección antihielo y antical, by-pass automático, sistema antibloqueo de la bomba, encendido electrónico y control de llama por ionización, entre otras seguridades. El panel digital de mandos permite visualizar la temperatura de funcionamiento de calefacción e incluye un eficaz sistema de diagnosis de funcionamiento para el usuario y el servicio técnico ante eventuales averías.

Su sistema de control electrónico permite gestionar las funciones del aparato de forma personalizada y regular la temperatura de impulsión según la temperatura exterior (regulación climática). Están preparadas para conectarse, de forma fácil y rápida, a los siguientes terminales: termostato ambiente, alimentación eléctrica y sonda externa. Así, las BIASI RCB adaptarán la temperatura del agua de la instalación a las condiciones climáticas del exterior, garantizando la temperatura deseada a la vez que optimizan el rendimiento, con el consiguiente ahorro.