Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El objetivo de Jorge Noval, arquitecto autor del proyecto, era realizar un cambio deimagen al edificio e intervenir en la mejora energética del mismo, cualidades que le proporciona la fachada ventilada de ULMA. Además, se buscaba un diseño atractivo para la fachada medianera por su protagonismo en el entorno, y para conseguirlo se han utilizado placas de textura minionda en 3 colores diferentes y con la disposición de la onda en 4 direcciones: vertical, horizontal, diagonal derecha y diagonal izquierda, de manera que en función de la luz del día el efecto de color de la fachada puede variar.

Para el correcto montaje de la obra, ULMA ha asistido técnicamente la instalación de la totalidad de la fachada, tanto de la medianera como del resto de fachadas, ajustándose al milímetro y creando infinidad de formatos diferentes para ajustarse en obra al diseño del edificio. La complejidad de la obra fue solventada gracias a la flexibilidad y ajustabilidad en obra del material, que permite realizar multitud de adaptaciones durante el desarrollo del proyecto aplicando placas de diferentes formatos, premisa clave en las obras rehabilitación.