Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Qué ayudas existen en el mercado? ¿Necesitan obras? Por suerte, hoy en día existen diferentes soluciones para conseguir lugares más cómodos y libres de obstáculos: sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, subeescaleras, escaleras elevadoras, ascensores…

Con la primavera a la vuelta de la esquina muchas personas con dificultad de movimientos desean acceder a sus patios y jardines desde sus estancias. Una de las opciones que vale la pena considerar son los elevadores domésticos, puesto que ayudan a superar desniveles verticales del hogar, ya sean interiores o exteriores.

El elevador doméstico Ascendo de la empresa Válida sin barreras, por ejemplo, permite superar desniveles verticales de hasta 15 metros, tanto en interiores como en intemperie. Además, la instalación es rápida y limpia, pudiéndose instalar en hueco de obra o bien en estructura metálica, sin necesitar sala de máquinas. Este elevador cuenta con diferentes opciones de cabinas, puertas y acabados, de este modo es más fácil adaptarlo a la arquitectura del lugar donde se instala. Además, Ascendo es una máquina silenciosa y muy resistente que permite la máxima movilidad en hogares y edificios públicos.

En el mercado existen también otras variantes de elevadores domésticos: ideales para espacios reducidos, para localizaciones con techos bajos como buhardillas… Cada hogar y cada persona tiene una necesidad diferente que requiere de una solución salvaescaleras personalizada. Para ello, no dude en pedir asesoramiento un experto.