Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La actual normativa en materia de construcción (CTE) exige a las ventanas, tanto de fachada como de cubierta, unas altas prestaciones en relación a la eficiencia energética y el aislamiento térmico. Esto incide en la responsabilidad del instalador en garantizar que la ventana, al instalarse, se aísle e impermeabilice adecuadamente para evitar pérdidas de calor y para poder acreditar futuras revisiones.

La nueva gama de productos de instalación VELUX se compone de tres productos, que se pueden combinar entre sí y que dan solución a los tres pasos necesarios para una correcta instalación: aislamiento, impermeabilización y acabado interior.

Paso 1: Aislamiento
El premarco aislante BDX está formado por un marco de perfiles de acero galvanizado y un aislamiento de espuma de polietileno que eliminan los puentes térmicos entre la ventana y la cubierta. Diseñado a medida de cada ventana, optimiza el aislamiento térmico alrededor de la ventana, reduciendo las pérdidas de calor en un 12% por metro lineal de aislamiento perimetral; esto supone mejorar los valores de Transmitancia Témica hasta en un 8%*. La instalación previa del premarco aislante BDX facilita la posterior instalación de la ventana de cubierta.

Paso 2: Impermeabilización
La lámina impermeable BFX se compone de dos productos originales de instalación VELUX: una lámina impermeable perimetral y un canal de drenaje superior. Juntos aseguran la impermeabilidad de la junta entre la ventana y la cubierta.

Disponible en versión plisada o lisa. La lámina impermeable plisada está especialmente indicada para cubiertas con doble rastrel y lámina impermeable. El canal superior de drenaje conduce el agua lejos de la ventana, ayudando también a crear una junta impermeable entre la ventana y la lámina impermeable.

El modelo liso, sin pliegues, está indicado para cubiertas de hormigón, cuando no se dispone de una lámina de impermeabilización específica para la cubierta, o cuando la instalación de la ventana se realiza a nivel del forjado. Dispone de una banda adhesiva que permite su fijación sobre cubiertas de hormigón.

Ambos modelos están realizados con tejido transpirable de polipropileno, que minimiza el riesgo de condensación.

Paso 3: Acabado interior
El Kit LSG comprende dos productos de instalación VELUX, la perfilería para recercado interior en cartón yeso y una barrera de vapor. Juntos completan la instalación de la ventana por el interior. El kit garantiza un ajuste perfecto de la ventana con el remate interior de cartón yeso, permitiendo la entrada de más luz natural en la habitación por la forma abocinada que aporta al hueco. Crea un espacio de aislamiento adicional entre el forjado y el recercado. La barrera de vapor previene la formación de condensaciones o aparición de humedades alrededor de la ventana, y aumenta la estanqueidad al aire de la instalación.

Los auténticos productos VELUX cuentan con más de 60 años de experiencia y un profundo conocimiento de los componentes de la cubierta para una instalación de confianza, rápida y sencilla.