Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una de las principales funciones con la que cumple una ventana es la de ventilación, lo que favorece la comunicación del interior de la estancia con el exterior. Otro de los aspectos fundamentales que tiene la ventana es la iluminación, permitiendo el paso de la luz a través de las hojas acristaladas. Sin embargo, esta cualidad conlleva alguna desventaja, como puede ser la reducción del aislamiento térmico, debido al mal comportamiento del vidrio a estos efectos.

Así pues, básicamente existen dos puntos principales que se deben tener en cuenta a la hora de elegir entre los distintos tipos de ventanas que hay: el aislamiento acústico y el aislamiento térmico.

Como hemos comentado, las ventanas son la parte más débil del cerramiento de nuestra vivienda, por lo que un buen aislamiento en el resto de la fachada puede irse al traste por una mala elección de la ventana que vamos a colocar. Por esta razón su elección pasa, en un primer momento, por escoger el material que mejor se adapte tanto a las características de la construcción como a la zona climática en la que se ubica la vivienda o el edificio y, por último, pero no menos importante, a nuestro presupuesto.

A lo largo de este reportaje conoceremos, de la mano de los profesionales del sector, qué tipos de ventanas existen, y cuáles son las que mejor se adaptan a nuestros requisitos.

Ver reportaje completo >>>>.