Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Consejo de Administración de Verea ha acordado reforzar el equipo directivo de la compañía con la creación de dos nuevas áreas, a las que se incoporporan Manuel Verea Garea, como director Comercial y Lucía Verea García, como directora de Comunicación y Diseño.

Estos nombramientos responden al objetivo de preparar a la empresa para afrontar los nuevos retos surgidos por la expansión en el mercado exterior, que en la actualidad ya asume el 50% del volumen de facturación. Además, suponen la incorporación de la tercera generación familiar a la compañía fundada en 1967 por Luis Verea.

Manuel Verea Garea se encargará de coordinar la estrategia comercial de la compañía, con especial atención a Galicia y el resto de España. Es licenciado en ingeniería civil y estructural, postgrado en Gestión y Tecnología Empresarial por la Universidad de A Coruña y especialista en Business Intelligence and Analitics. Ha desarrollado su carrera profesional en el análisis empresarial, el diagnóstico comercial y la minería de datos, conocimientos que le han servido para mejorar la rentabilidad comercial de empresas del sector financiero, consumo de energía y servicios. Verea Garea ya implementó un proyecto de Business Intelligence en Verea, en 2016.

Lucía Verea será la responsable del área de Comunicación y Diseño para los diferentes mercados en los que Verea está presente, como Estados Unidos y los países del área del Caribe. Es grado superior en Diseño y Arquitectura de Interiores por ESNE – Universidad Camilo José Cela de Madrid y experta europea en Escaparatismo y Visual Merchandising. Ha desarrollado su carrera profesional en sectores como el retail o el equipamiento de interiores y el contract. Trabajó como Visual Merchandiser en el departamento de Communication & Interior Design de Ikea (A Coruña) y ha desempeñado tareas de delineante y diseño de interiores en Verea, desde 2016.

Verea esta ubicada en un complejo industrial de casi 300.000 metros cuadrados en Lanzá (Mesía, A Coruña), distribuídos entre 3 líneas de producción con capacidad para fabricar 50 millones de tejas al año. Cuenta con una planta de molienda preparada para moler más de 200.000 toneladas al año y dos patios de almacenamiento. La compañía factura 8 millones de euros y emplea a 47 trabajadores.